Neumáticos baratos · Venta de neumáticos nuevos y de ocasión en Zaragoza · Todos los servicios para tu automóvil · Tfno. 617 591 427

Conduce seguro en el puente de diciembre

Estamos ante el puente estrella del invierno, el de la Constitución. A los días festivos se une el comienzo de la temporada de nieve y, como muchos españoles están deseando inaugurar la temporada de esquí, hay un enorme número de desplazamientos en coche.

El año pasado se produjeron más de diez millones de desplazamientos en estos días y coches.com quiere ofrecer a los usuarios algunos consejos a tener en cuenta para conducir en estos días. A los consejos generales para un viaje en coche seguro, se unen ahora otros más específicos relacionados con el alto número de coches en las carreteras y el mal tiempo:

Atascos

Con circulación detenida, se calcula que cada conductor arranca un segundo más tarde que el que lo precede. Es un efecto “acordeón“: en un kilómetro de cola, el último coche arrancará dos minutos y medio más tarde que el primero. Si es de 20 kilómetros hará falta casi una hora simplemente para que todos los coches se pongan en marcha.

  • La información de tráfico en la radio puede servir de gran ayuda para evitar el atasco o para buscar alternativas en caso de estar atrapado.
  • Si no has podido evitarlo y estás ya en el atasco, no cambies injustificadamente de carril, respeta la práctica de la “cremallera”: cada vehículo cede el paso al primero de la cola que se incorpora. Es un comportamiento previsible que aporta fluidez. Las peleas por “meter el morro” y ganar cuatro metros obligan a frenar y retrasan el final del atasco.
  • Si se prevé una retención larga, es necesario comprobar que se cuenta con suficiente combustible. En un atasco el coche gasta mucha gasolina, hasta el punto que el consumo por kilómetro puede ser mayor en una gran congestión que circulando a 120 km/h en una autopista.
  • Si las paradas son muy prolongadas, conviene parar el motor. Se calcula que es rentable desconectar un motor moderno de inyección de gasolina si se va a estar parado más de dos minutos.
  • Después de salir del atasco nunca se debe intentar recuperar el tiempo perdido. El día podría finalizar con una cuantiosa multa o, peor, con un accidente causado por el nerviosismo. Mejor usar el móvil y avisar del retraso.
  • En caso de atasco dentro de un túnel se deben encender los intermitentes de emergencia. No te detengas muy cerca del vehículo de delante, apaga el motor y no abandones jamás el vehículo a no ser que el centro de control lo indique claramente. Recuerda nuestros consejos sobre cómo actuar ante incidentes en un túnel.

Mal tiempo

Ante todo prevenir. Desde coches.com ya hemos dado algunas claves de cómo preparar el coche para los rigores invernales, que puede ahorrar bastante dinero después en el taller.

Además, debes estar preparado para los trayectos en estos días de frío, con medidas como tener  el depósito lleno de combustible, repostando con frecuencia, ya que le dará estabilidad al coche aparte de autonomía para la calefacción.

  • También es importante llevar cadenas (y saber cómo colocar las cadenas del coche), el móvil y el cargador, además de bebidas y algo de comer. Puedes plantearte también la opción de los neumáticos de invierno. Si respondes afirmativamente a estas ocho preguntas, plantéate comprar un juego de neumáticos.
  • Lleva una patata: Frota media patata por fuera y por dentro del cristal. Evitarás por fuera el agua y por dentro que se empañen los cristales. Enfoca las salidas de aire interiores hacia el parabrisas y ventanillas, para evitar el empañamiento. Enciende la luneta térmica trasera.

En cuanto a la conducción invernal, te recomendamos leer nuestros consejos para conducir con hielo y nieve e incluso las recomendaciones para conducir con lluvia. Como recomendaciones generales:

  • Intenta circular por la parte de la carretera por donde exista nieve virgen, evite circular por las marcas por donde han circulado otros vehículos. Incrementa la distancia de seguridad con respecto a otros vehículos que estén circulando. Si la capa de nieve es ya muy gruesa no sigas conduciendo porque acabarás dañando los bajos del vehículo.
  • Si tu vehículo se queda atascado, intenta balancear el coche hacia delante y hacia atrás utilizando la segunda marcha y la marcha atrás sucesivas veces.
  • Si el coche derrapa gira el volante hacia el lado al que ha girado la parte trasera de tu coche y endereza. No frenes.

La entrada Conduce seguro en el puente de diciembre aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Algunos cuidados especiales para los neumáticos en invierno

Los neumáticos son unos elementos vitales en la seguridad de un coche. Son los que le conectan directamente con el asfalto y por ello su estado tiene que ser óptimo en cualquier momento. En invierno, con las bajas temperaturas y las inclemencias meteorológicas, hay que prestarles una atención especial y llevar a cabo una serie de cuidados especiales. A continuación os los contamos.

Revisión

Dentro de poco nos encontraremos temperaturas por debajo de los cero grados y pueden llegar la lluvia y la nieve. Esto hace que la calzada quede en peores condiciones y que los neumáticos tengan un trabajo más peliagudo. Por esto es recomendable someterlos a una revisión exhaustiva. Es clave que el neumático esté en buen estado para que pueda ofrecer su máximo rendimiento en cualquier tipo de condición.

Comprobar la presión 

A este tema ya le dedicamos un post entero. La presión de los neumáticos tiene que ser revisada cada poco tiempo en todas las épocas del año. Pero eso cobra mayor importancia en invierno, cuando las bajas temperaturas pueden hacer que la presión se reduzca considerablemente. Por lo tanto hay que comprobarlo al menos una vez al mes y siempre ceñirse a las presiones recomendadas por cada fabricante.

Profundidad de 3 mm

Por ley, todos los neumáticos tienen que tener una profundidad superior a 1,6 milímetros en el dibujo de la banda. En caso contrario estaremos comprometiendo seriamente la seguridad (el agarre será muy malo) y además podríamos ser multados por las autoridades. Pero en invierno esto es aún más importante y se recomienda que el dibujo de los neumáticos tenga una profundidad superior a los 3 milímetros, para mejorar la distancia de frenado.

Llevar cadenas

cadenas

Llevar las cadenas del coche no es algo obligatorio. Sin embargo, se convierte en algo muy recomendable en invierno, cuando puede nevar en algunas zonas. Hay varios tipos que se pueden ajustar a todo tipo de uso y presupuesto. Lo importante es saber colocarlas debidamente para que cumplan su función y eviten que el coche patine. Sin ellas habrá veces que no se pueda acceder a algunas carreteras de montaña y con ellas puestas hay que moderar la velocidad.

Neumáticos de invierno

Ya hemos hablado largo y tendido de los neumáticos de invierno. Se trata de unas gomas especiales que presentan un mayor agarre con bajas temperaturas y condiciones climáticas más severas. Son indicados para zonas con climas más extremos, llegando a ser obligatorios en algunos países de Europa. Aquí no son obligatorios pero sí recomendables en el caso de que te cuestiones estas preguntas. Son más caros que los neumáticos convencionales de verano pero se tratan de una buena inversión en seguridad.

Neumáticos cuatro estaciones

Si no crees que en tu zona sean necesarios los neumáticos de invierno, pero tampoco te fías de la seguridad que ofrecen los de verano, esto te interesará. Los neumáticos cuatro estaciones (All Season) reúnen las ventajas de los dos mundos, con un agarre notable en mojado y sin perder prestaciones en seco. Se pueden llevar montados todo el año, pues están indicados para zonas con temperaturas de hasta 40 grados en verano y 20 grados bajo cero en invierno.

Fuente – Arval

La entrada Algunos cuidados especiales para los neumáticos en invierno aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Tipos de motores según la distribución de sus cilindros

Todos los amantes de los coches tienen un hueco especial en su corazón reservados a los motores. Son los encargados de dar vida a los vehículos, en los que ocurre esa mágica mezcla de aire y gasolina para mover las ruedas. Aunque eso no siempre es así, pues en algunos motores como los eléctricos no existe combustión interna. Pero en este artículo vamos a ir a los que utilizan algún tipo de combustible fósil para desplazarse.

En este caso no vamos a entrar en las diferencias que existen entre un motor de gasolina y uno diésel, ni en otros detalles técnicos de este tipo. Tampoco en la orientación del motor o en que lugar del coche va colocado. Simplemente vamos a hacer un análisis de los tipos de motores que existen en la actualidad por la distribución de sus cilindros. Un tema que da de qué hablar, pues habrá diferencias de rendimiento según la estructura utilizada.

Cilindros en línea

La disposición más habitual en la actualidad es la de cilindros en línea. Es la construcción más sencilla y por lo tanto es también la más económica de producir y una de la que menos problemas mecánicos presenta. Los cilindros van todos alineados en la misma fila, por lo que tampoco pueden ponerse muchos cilindros para no aumentar demasiado la longitud del motor.

En el mercado la oferta es bien amplia y podemos encontrar bloques de este tipo desde los dos hasta los seis cilindros en línea. De mayor a menor: con dos cilindros encontramos el pequeño Fiat Twin Air de 0.9 litros (que ya probamos en el Fiat 500) y con tres cilindros ya hay más opciones en varias marcas (el 1.0 Ecoboost de Ford se llevó el premio al motor del año en esta categoría).

Por encima están los más populares, los de cuatro cilindros que están presentes en casi todos los fabricantes de coches a día de hoy. Aunque son pocos, también podemos encontrar algún bloque de cinco cilindros en línea, como el 2.5 TFSI que probamos en el Audi TT RS. De seis cilindros en línea, BMW es uno de los grandes abanderados con ejemplos tan buenos como el del BMW M4. Históricamente también han existido motores de ocho cilindros en línea, pero sus dimensiones hacen que su uso en coches haya sido limitado.

Cilindros opuestos (bóxer)

La disposición de cilindros opuestos, también conocida como motor bóxer, no es tan popular pero todavía se puede encontrar y cuenta con muchos seguidores. En este tipo de mecánica encontramos que los cilindros se colocan enfrentados en un ángulo de 180º. Esta disposición permite que la altura total del bloque se reduzca considerablemente (aunque la anchura sigue siendo notable) y se consiga un centro de gravedad bajo.

En la actualidad son solamente dos marcas las que apuestan por los motores bóxer. Subaru lleva más de medio siglo con estas mecánicas y se usa tanto en gasolina como diésel que van desde 114 CV del 1.6 atmosférico del Subaru XV hasta los 300 CV del 2.5 turboalimentado que equipa el WRX STI. En Porsche también se ha apostado por los bóxer, antes con mecánicas atmosféricas y ahora utilizando la turboalimentación. A lo largo de la historia ha habido otros bóxer conocidos como el dos cilindros del Citroën 2CV o los de doce cilindros de Ferrari.

Cilindros en V

Cuando hablamos de una disposición de cilindros en V, nos referimos a dos bloques enfrentados en forma de dicha letra del abecedario y que convergen en el mismo cigüeñal. La V puede tener distinto ángulo, yendo desde los más abiertos que pueden llegar hasta los 90-110º hasta los más cerrados como el VR6 de Volkswagen con apenas 15º de apertura. Esta disposición presenta menos vibraciones que un motor en línea, pero también tiene una mayor complejidad al tener que contar con el doble de árboles de levas.

Normalmente se utiliza esta configuración con motores grandes, siendo bastante populares todavía los V6 y V8 de varias marcas. Por encima también queda algún V10 como el del Audi R8 o del ya difunto Dodge Viper. El de los V12 es un terreno limitado a marcas de la talla de Ferrari, Lamborghini, Pagani o Aston Martin. Históricamente también han existido motores V2 (más en motos), V4 o V5 (curiosidad de Volkswagen).

Cilindros en W

Bugatti Chiron producción

La disposición de cilindros en W es una especie de evolución de la anterior. Se trata de una combinación de dos ‘V’ en tres o cuatro bancadas de cilindros y un mismo cigüeñal. En este tipo de construcción el ángulo suele ser menor que en los ‘V’ (más cercano a los VR) por cuestiones de espacio. La ventaja principal es que pueden transmitir una gran cantidad de par motor con mucha suavidad y sin vibraciones.

Comercialmente no es fácil encontrarlos, pues lógicamente su construcción necesita de muchos cilindros. Una de las rarezas más llamativas es el W8 que montó el Passat durante un tiempo. El Grupo Volkswagen también ha seguido utilizando el W12 en modelos como el Audi A8, Volkswagen Phaeton o Bentley Continental. El más extremo de estos motores es sin duda el W16 de los Bugatti Veyron y Chiron, una proeza técnica.

Cilindros en H

La disposición de cilindros en H se trata de una rareza debido a su complejidad. Físicamente se podría asemejar a una especie de unión de dos motores bóxer (cada uno con su cigüeñal) que comparten eje de transmisión. Por eso recibe dicho nombre, porque al verlo recuerda a la letra ‘H’. Podría ir tanto en vertical como en horizontal, teniendo como ventaja principal sus dimensiones compactas y mejor aerodinámica, aunque su rendimiento era inferior.

Su aplicación en el mundo del automóvil ha sido muy limitada por razones obvias. Uno de los más conocidos fue el utilizado por el equipo British Racing Motors (BRM) en su Fórmula 1, que incluso llegó a ganar el Grand Prix de Estados Unidos en 1966. Se trató de un bloque de 16 cilindros, H16, que no pasó a la historia por su rendimiento.

Disposición radial

Los motores con disposición radial de cilindros, también conocidos como motores estrella, son un ‘rara avis’ en el mundo de las cuatro ruedas. En estos bloques, los cilindros van situados de forma radial alrededor del cigüeñal, como si se trataran de las puntas de una estrella. Por su diseño, son mucho más útiles en la aviación, donde se utilizan de forma bastante habitual.

Aunque no es lo mismo, el motor rotativo Wankel comparte la filosofía hasta cierto punto. En este tipo de mecánica no hay cilindros como tal, sino un rotor triangular dentro de una cavidad en forma de ocho que tiene un giro variable. Sus ventajas principales son la suavidad y simplicidad del sistema, aunque por el contrario tienen más emisiones, consumos y costes de mantenimiento. Este motor por el que apostó Mazda, en la actualidad no tiene representantes en el mercado.

La entrada Tipos de motores según la distribución de sus cilindros aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Soluciones para que el invierno no estropee tu coche

Las mecánicas de los coches actuales están preparadas para funcionar entre los -25 y +45 grados… pero no hay que confirse, ya que según un informe de Comisariado Europeo del Automóvil, la mayoría de las averías que se producen en España se registran en esta época del año. Y muchas están directamente relacionadas con las bajas temperaturas.

¿Cómo evitar una desagradable sorpresa? Preparando tu vehículo para los rigores invernales.

Bastará con sigas el plan de mantenimiento indicado por el fabricante de tu coche. Para empezar, asegúrate de que el aceite y el refrigerante del motor están en buen estado, que el sistema de alumbrado y desempañado de lunas funciona correctamente y sustituye la batería (elige una siguiendo estos consejos para elegir una batería nueva).

Batería

¿Se agota y al dar el contacto el coche no responde y no funciona ningún elemento eléctrico? Arranca el coche con unas pinzas y piensa en sustituir la batería cuanto antes.

Evítalo: Para no tener que cambiarla antes de tiempo, procura no dejar luces encendidas y que el coche duerma reguardado de la humedad.

Aceite

Si no está en buen estado o no es adecuado para bajas temperaturas, puede llegar casi a congelarse y se vuelve mucho más denso. Es difícil de detectar, pero lo notarás porque al coche le costará arrancar más de lo habitual. No aceleres fuerte, y deja el motor al menos cinco minutos a ralentí antes de iniciar la marcha. Sustituye el aceite por uno adecuado.

Evítalo: Usa  el tipo de aceite que indica el fabricante de tu coche en el manual de mantenimiento.

Anticongelante

Si el líquido refrigerante contiene poco anticongelante y, si las temperaturas son muy bajas, se congela. Aumentará su volumen y reventarán las partes internas del motor, manguitos… y la avería es cara.

Evítalo: Sustituye el líquido, como mucho, cada tres años ó 60.000 km. Pide en cada revisión que comprueben que el sistema de refrigeración está en buen estado.

Alimentación

Giras el contacto y el motor de arranque hace ruido… pero no arranca. Si no logras arrancarlo ni siguiendo el último de los consejos de cómo arrancar un coche en frío, (empujándolo o dejándolo caer por una pendiente), no lo repitas. Puedes saturar al catalizador con gasolina sin quemar, y  lo dañarías.

Evítalo: Lo normal es que esto se deba a un fallo de alimentación o encendido. Con un buen mantenimiento no tendría por qué ocurrir.

Electrónica

¿El motor falla? Algún elemento electrónico (un sensor o una conexión) puede haberse humedecido. Normalmente eso se seca y ya está, pero si necesitas usar el coche, es mejor que acudas a un garaje para que lo sequen cuanto antes… Puede que las bujías lancen mal las chispas, o en un momento poco adecuado…

Evítalo: Con un garaje para tu coche… No hay otro modo.

Aire

aire acondicionado coche

¿Los cristales se empañan con mucha más facilidad y no te dejan ver la carretera?

Evítalo: No hay forma de evitarlo. Se ha estropeado. Puedes bajar las ventanillas de vez en cuando para que el aire frío se desempañe.., pero tendrás que ir al taller a que reparen el sistema de ventilación.

Termostato

¿No funciona bien y el motor no alcanza su temperatura normal o se calienta en exceso?

Evítalo: Cambiando el termostato cada cinco años. Si se calienta, la aguja de la temperatura subirá más de lo normal, detente de inmediato. Si no alcanza su temperatura, podrás continuar… pero consumirá hasta un 20% más.

Juntas y carrocería

¿Las juntas de goma de las lunas, puertas… se endurecen y degradan y acaba filtrándose el agua dentro del coche? Avisamos: es normal en un coche de más de 10 años.

Evítalo: Aparcando el coche en lugares resguardados del frío intenso y del agua.

Luces

¿En invierno las bombillas convencionales se funden con más facilidad? Sí. Y los faros también se ensucian más por el barro.

Evítalo: Es muy complicado, pero puedes aprender a cambiar las bombillas tú mismo (depende del modelo de coche) y ahorrarte el dinero del taller.

Freno de mano

No suele ocurrir, pero a veces con las bajas temperaturas se forma escarcha, que hará que las pastillas de freno se queden pegadas al disco de freno.

Evítalo: No se puede evitar, pero sí salir del paso sin gastar un euro: Mueve el coche jugando con el embrague, para que esa fuerza rompa la pequeña capa de escarcha. Y listo.

Fuente: Autofácil

La entrada Soluciones para que el invierno no estropee tu coche aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información