Neumáticos baratos · Venta de neumáticos nuevos y de ocasión en Zaragoza · Todos los servicios para tu automóvil · Tfno. 617 591 427

Cómo elegir entre motor diésel o gasolina

Una vez que sabes la marca y el modelo de coche que te gusta, surge la eterna duda, ¿elijo motor diésel o gasolina? Dependerá del uso que vayas a hacer del coche, de los kilómetros que hagas al año y de algunos otros factores que te vamos a explicar a continuación.

Para empezar, los motores de gasolina tienen una mecánica más sencilla que los diésel. Vibran y suenan menos, son más fiables y su precio, respecto a un diésel de similar potencia, es unos 1.500 euros más barato. Esto tiene una contrapartida que seguro que conocerás, su consumo es superior.

Un motor diésel, frente a un gasolina de potencia parecida, consume entre un 15 y un 20% menos gracias a su sistema de inyección mucho más preciso. Trabajan a muchísima presión: hasta 2.000 bares frente a los seis bares de un gasolina tradicional… pero esto los convierte en coches menos fiables. Hoy en día todos los diésel tienen turbo, así que sus prestaciones son equiparables a las de los gasolina, aunque ofrecen una respuesta más contundente por debajo de 3.000 rpm.

Otro factor que debes tener en cuenta es que, cuanto más grande y pesado sea el modelo de coche que compres, más te interesará que sea diésel. A igualdad de potencia, su ventaja en consumo respecto al gasolina crece exponencialmente. Así, los monovolúmenes, todoterrenos grandes y berlinas de lujo interesan más con motor diésel que un coche urbano, en los que el gasóleo no aporta tanta ventaja.

Al hilo de esto, debes saber que  los trayectos cortos penalizan a los motores diésel. Son motores más robustos, consumen menos, tienen un mejor rendimiento térmico (pierden menos calor) y tardan más en calentarse. Esto afecta tanto al desgaste del motor como al confort y seguridad de los ocupantes en zonas de clima frío, porque la calefacción tardará más kilómetros y tiempo en actuar que en un motor de gasolina. Incluso en algún modelo la calefacción necesita un refuerzo eléctrico. Si vas a usar el coche mucho en invierno o tus trayectos suelen ser breves, deberías elegir motor de gasolina.

No hay un kilometraje fijo a partir del cual se pueda decir que un diésel es rentable. Se suele decir que si realizas más de 20.000 km/año: te interesa un diésel, porque su bajo consumo te permitirá amortizar en unos tres o cuatro años los 1.500 euros que, de media, cuesta de más frente a uno de gasolina.

La revista Autofácil afirma también que si recorres unos 15.000 km/año es mejor elegir el gasolina cuando la diferencia de precio entre el motor diésel y el gasolina es de 1.200 euros o más y si haces 10.000 km o menos: elige el de gasolina… a no ser que el diésel equivalente te salga apenas 500 euros más caro (para modelos de unos 15.000 euros).

Como decíamos, no hay un kilometraje fijo a partir del cual se pueda decir que un diésel es rentable, pero sí una fórmula muy sencilla para calcular la rentabilidad del diésel en función de la diferencia en el precio de adquisición y en el consumo. Es tan sencillo como aplicar la siguiente fórmula que proporciona la web Autoconsultorio.com:

formula_rentabilidad_diesel

Parece complicado, pero no lo es tanto:
• PCD = Precio del coche diésel.
• PCG = Precio del coche gasolina.
• CmG = Consumo medio del coche de gasolina.
• CmD = Consumo medio del coche diésel.
• PG = Precio del litro de gasolina.
• PD = Precio del litro de diésel.

El resultado de la fórmula es el kilometraje a partir del cual empezaríamos a ahorrar con el diésel. Hasta ese momento, el menor consumo del diésel no compensaría el precio superior a la hora de la compra.

Te lo vamos a poner todavía más fácil. Si no quieres aplicar la fórmula tú mismo, existen muchas páginas en internet que ofrecen sus propias calculadoras gasolina-diésel, aunque no todas son igual de fiables. Una de las más completas y sencillas de utilizar es la que ofrece arpem.com

Otras variables que deberías tener en cuenta son:

– La diferente depreciación: todavía se cotizan más de segunda mano los diésel que los gasolina

– Las posibles diferencias en mantenimiento: Son cada vez menos, sobre todo si comparamos un diésel con uno de los nuevos motores de gasolina que también tienen turbocompresor y sistema de inyección directa. Sin embargo, frente a un gasolina atmosférico, los diésel todavía son más caros de mantener… Y gastan más rueda.

– La diferencia en el precio del seguro, que existe.

¿Qué depara el futuro?

Hace poco hablamos de lo que le depara el futuro al motor diésel y las previsiones no eran demasiado optimistas. Después de algunos escándalos como el Dieselgate y de que las autoridades se hayan fijado el objetivo de reducir las emisiones NOx, parece que el diésel tiene fecha de caducidad. Todavía no es pronto para decir cuanto, pero los resultados en ventas no se han hecho esperar y la gasolina ya supera al diésel por primera vez en la última década.

También hemos podido ir viendo como algunas marcas dejaban de apostar por este combustible o lo relegaban a algunos modelos. Fiat o Porsche han sido algunos de los últimos en pronunciarse y podrían abandonarlo a medio plazo. Por otro lado están las restricciones en las grandes ciudades, que afectan tanto a gasolina como a diésel, pero que suelen ser más estrictas con el segundo grupo. En un futuro se podría prohibir la entrada a todo combustible fósil, pero es algo que se comenzará a aplicar más a largo plazo.

La entrada Cómo elegir entre motor diésel o gasolina aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Hipnosis de la carretera: qué es y cómo evitarla

Si alguna vez has ido conduciendo por una recta interminable, con poco tráfico, con un paisaje completamente homogéneo y común, y de repente, te has dado cuenta de que has estado conduciendo varios metros sin estar atento, no estás sólo.

Conocido como la Hipnosis de la carretera, es un fenómeno que ocurre en la mente de muchos conductores, y que en resumidas cuentas, podría resumirse como “conducir mientras estás en Babia”.

Documentado desde 1921, dicho fenómeno se explicó como la conducción autómata en un estado de trance en el que pese a conducir con movimientos completamente naturales, estos no se realizan de manera consciente. Siendo para el conductor, completamente imposible recordar aquello que acaba de suceder hace apenas unos segundos.

La peligrosidad de este fenómeno tan común es evidente. Pues afecta de forma muy negativa a nuestra capacidad y el tiempo de reacción.

Es más, en la década de los 50 en Estados Unidos, muchos accidentes de tráfico se archivaron con causas “incomprensibles”. Años más tarde, comenzarían a difundirse varias teorías que señalaban como causa la distracción derivada por este estado mental.

Los expertos en tráfico y psicología, señalan que entre las principales causas están el circular por trayectos muy rutinarios y con un paisaje muy homogéneo, así como conducir con fatiga. Otros factores como conducir de noche o solo, están también muy correlacionados con la aparición de la Hipnosis de la carretera.

¿Cómo evitar la Hipsonis de la carretera?

Estos cuatro detalles pueden ayudarte a combatir la Hipnosis de la carretera:

  • Mira a tu alrededor y no fijes la visión en un punto: Haciendo esto, estamos alertas de lo que sucede en el entorno y evitamos quedarnos somnolientos.
  • Mantente hidratado: Beber agua es fundamental para evitar la fatiga, y por lo tanto, para conducir en plenas condiciones físicas.
  • Haz una parada por cada dos horas de conducción: Hacer un viaje largo del tirón, es una idea muy peligrosa. Parar con relativa frecuencia nos ayudará a reponer fuerzas y a cortar un poco la rutina del recorrido.
  • Fíjate en los estímulos del entorno (pero no demasiado): Fijándonos en los detalles de la vía y de los estímulos, nos estaremos asegurando de que estamos conduciendo de manera consciente. Eso sí, no te fijes demasiado, pues puede ser contraproducente.

La entrada Hipnosis de la carretera: qué es y cómo evitarla aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Diez consejos para elegir un buen taller

leer más →

Consejos para cambiar la matrícula del coche

En algunos países la matrícula del coche es un complemento más, una opción personalizable que sirve incluso para acompañar a la personalidad del vehículo. De esta forma hemos podido ver como la placa ‘F1’ se subasta por 16,5 millones de euros en Inglaterra o como en Estados Unidos es muy popular llevar un distintivo del estado al que se pertenece. Sin embargo, en España hay mucha menos flexibilidad en este apartado.

En nuestro país no se puede elegir la matrícula que se quiere llevar, ni sustituirla por capricho. De hecho, el único motivo que acepta la Dirección General de Tráfico (DGT) para un cambio es que la matrícula tenga las siglas de una provincia diferente al domicilio del propietario. Para llegar a este caso hay que acudir al mercado de segunda mano y al formato antiguo, pues desde hace años se adoptó la normativa europea.

Si se da este caso y se quiere sustituir la matrícula, los pasos son bastante sencillos. En primer lugar hay que cumplimentar la solicitud en el impreso oficial de la DGT (disponible en la web) y pagar la tasa correspondiente a una nueva matriculación que son 96,80 euros. También es necesario aportar una documentación que acredite la identidad (DNI, NIE o CIF), además de la documentación completa del vehículo: permiso de circulación y tarjetas ITV (la original y una nueva).

Hay que tener en cuenta que si la nueva matrícula se tramita a consecuencia de un cambio de domicilio, se deberá aportar un justificante como la tarjeta censal o el certificado de empadronamiento. Si la nueva matrícula se debe a un cambio de titularidad del vehículo, hay que presenta toda la documentación que conlleva ese cambio. En ambos casos se hará llegar al usuario su nueva matrícula.

Aunque también hay circunstancias en la que no se quiere cambiar el número de la matrícula, sino la placa física. Por su coloración en los paragolpes, en una sensible a recibir golpes y a deteriorarse bastante. También hay casos como accidente o robo que obligan a solicitar unas nuevas. En este caso no hace falta tanto ‘papeleo’, basta con solicitarla en tiendas o talleres especializados (el coste ronda los 15 euros) mostrando toda la documentación de vehículo para dejar claro que la matrícula le pertenece.

En este sentido también hay que tener en cuenta las nuevas matrículas acrílicas. Cada vez está más de moda utilizar estas nuevas placas por las ventajas que tienen. Muchos las valorarán por la estética, pues mantienen el color y son mucho más resistentes al paso del tiempo y a las inclemencias meteorológicas. Pero además de guardar su aspecto con mayor efectividad, hay que tener en cuenta la seguridad en caso de accidente.

Las tradicionales matrículas metálicas pueden agravar las consecuencias de un choque debido a sus bordes afilados. Al mínimo golpe se suelen deformar y es muy difícil devolverlas a su estado original. Las placas de plástico presentan una gran flexibilidad y resistencia, pudiendo quedar intactas incluso después de un accidente. También son más fáciles de limpiar debido a que no tienen relieve como las metálicas.

Las matrículas acrílicas son algo más caras que las de metal (alrededor de 30 euros), pero a largo plazo esa durabilidad de la que hacen gala puede ser clave. La mecánica a seguir para solicitarlas es la misma, en puntos especializados y con la documentación del vehículo y del titular. Aunque llegado a este punto hay que asegurarse que las placas que se adquieren son homologadas y que tengan el certificado correspondiente, pues todavía hay sitios que ofrecen algunas que no cumplen los requisitos.

Fuente: DGT / Acierto.com

La entrada Consejos para cambiar la matrícula del coche aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información