Neumáticos baratos · Venta de neumáticos nuevos y de ocasión en Zaragoza · Todos los servicios para tu automóvil · Tfno. 617 591 427

Pasos para pintar tu propio coche

En época de crisis cualquier ahorro es poco. Más si lo que queremos hacer es algo similar a un capricho. En este caso, pintar el coche de un modo diferente al que tenemos. Una decisión que se debe tomar si de verdad estamos seguro de ello. Ya que el gasto, aunque lo hagamos por nuestra cuenta, suele ser algo elevado. Pero, ¿qué pasos debemos seguir para pintar el coche adecuadamente?

El proceso que debemos seguir para modificar el color del automóvil es largo y trabajoso pero puede quedar hecho un auténtico pincel. Para ello, lo primero que debemos hacer es lijar la superficie o, si se requiere, decaparla. El uso del disolvente es la mejor solución para eliminar cualquier elemento que contenga restos de aceite o suciedad. Es necesario para que los materiales de trabajo se agarren con la fuerza suficiente.

A continuación, si observamos que la estructura muestra ciertos golpes considerables, deberemos modelarlos con masilla. Este sistema ayuda a aumentar de grosores. Para este proceso también podemos contar con fibra de vidrio o antisilicones. Su uso estará a expensas de si los roces del coche son de menor o mayor consideración. Una vez hayamos visto los golpes y el tratamiento adecuado para cada uno de ellos, trataremos la masilla con su lija correspondiente, acompañado de agua para dar la forma deseada.

Tras ello, aplicamos imprimación con pistola, en su color base (normalmente color crema). Volvemos a lijar siguiendo de forma más concienzuda la silueta del coche. Una vez esté completamente lijado, pasamos a la preparación de la pintura. Para este proceso es necesario saber las proporcionas justas que debemos elaborar y seguir las indicaciones del fabricante.

Si decidimos llevar a cabo una proporción monocapa, debemos tener en cuenta las siguientes dimensiones: 50% pintura, 25% diluyente y 25% secativo de cobalto o catalizador. El catalizador es importante que sea  suministrado por la misma marca. En cambio si decidimos una proporción bicapa, en ese caso las proporciones serán de un 75% de pintura y un 25% de diluyente.

Eso sí, la primera de las capas tiene que estas más diluida en proporción disolvente. Recordamos que entre capa y capa deben pasar unos 15 o 20 minutos. A partir de ahí y teniendo en cuenta los tiempos, podemos lanzar las manos que creamos oportunas. Siempre, mínimo dos manos.

Tras haber pintado la última mano, la espera se debe alargar hasta en una hora. De este modo, podremos comenzar con el proceso de lacado. Es recomendable, si no se ha hecho antes, hacer pruebas en un trozo de chapa para no provocar destrozos innecesarios. Es el proceso más delicado y el que más maña y paciencia requiere. A esto hay que sumarle que gotea con mucha facilidad. De aquí depende tanto el matiz como el brillo del coche.

Una vez lacado, hay que esperar a que se seque completamente. Es en este momento donde hay que tener mayor cuidado con pelos, polvo, etc., ya que el coche será un auténtico imán para ellos. Por ese motivo es importante que el coche esté en un lugar ajeno a todas estas partículas.

Cuando el barniz esté seco, ya podremos disfrutar de nuestro nuevo color. Perfecto para surcar las carreteras.

La entrada Pasos para pintar tu propio coche aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com

Neumáticos Zaragoza

Ruedas de segunda mano · Tfno. 617 591 427

Neumáticos muy baratos, nuevos y usados. Todas las marcas al mejor precio de Zaragoza.

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información