Neumáticos baratos · Venta de neumáticos nuevos y de ocasión en Zaragoza · Todos los servicios para tu automóvil · Tfno. 617 591 427

Cómo guardar un coche que estará parado en invierno

Como ya sabemos, en estas fechas muchos propietarios de vehículos planean dejar apartados sus coches durante los meses de invierno por los motivos que sean: viajes, trabajo…

Teniendo esto en cuenta, hemos decidido hacer una lista en la que detallamos cómo estacionar un coche en invierno. Eso sí, la lista está hecha para guardarlo en un garaje cerrado, pues en la calle sería diferente. En resumen, si quieres guardar un coche, sigue estos pasos:

Lavar el coche antes de estacionarlo

Lavado de coches

Uno de los principales problemas en cuanto al estacionamiento de un vehículo a largo plazo, es que no se tiene el debido cuidado con la limpieza. Es muy importante dejar el coche limpio antes de aparcarlo, ya no solo el hecho de cubrir un coche sucio durante meses, sino por el óxido que pueda salir derivado.

Por lo que, nuestro mejor consejo es que laves a conciencia el coche antes de guardarlo con agua a presión, sin olvidarte de rodar con el coche unos kilómetros para eliminar el agua de las articulaciones de las suspensiones y demás sistemas que componen el chasis, pues si lavamos el coche y seguidamente lo guardamos, con el tiempo las juntas se pueden deteriorar.

Atención a la presión de los neumáticos

presion neumaticos

Otro aspecto a tener en cuenta es la presión de los neumáticos. Con el paso del tiempo la cantidad de aire que se alberga en el interior del neumático va disminuyendo. Además el frío acelera este proceso.

Así que, si no quieres encontrarte el coche apoyado sobre las llantas cuando vayas a verlo, asegúrate de hinchar las ruedas hasta la presión máxima que indica el fabricante (no es aconsejable superar ese número) para que cuando vuelvas a coger el coche, no este tirado al suelo por completo.

En la medida de lo posible, no uses el freno de mano

Freno de mano

Puede que muchos lectores se sorprendan al leer este consejo, pero mantener siempre el freno de mano conectado hace que las pinzas de freno pierdan eficacia, además de perder tensión en el mismo.

En consecuencia, deja el coche libre de frenos, e incluso, en punto muerto sería lo aconsejable, y asegúrate de poner unas cuñas en las ruedas (cualquier pieza de madera o simulares valdría) para que el vehículo no se desplace sobre el garaje.

Cambia los líquidos antes de estacionarlo

cambio aceite coche

Este es un consejo que no todo el mundo cumple pero, si vas a cambiar los líquidos, lo mejor es que lo hagas antes de dejarlo estacionado. Con el frío, los aceites que estén en peor estados se vuelven más viscosos y los residuos que se han ido generando pueden suponer un problema en el momento de arrancar el coche.

No es una consecuencia que suela pasar a menudo, pero para asegurarnos, si puedes, cámbialos. Ya sea el aceite del motor o el anticongelante del radiador. Eso sí, hazle el rodaje antes de dejarlo estacionado para que los líquidos nuevos impregnen todas las zonas y no se quede en el cárter.

Guarda la batería en un sitio caliente

cambiar-la-bateria-del-automovil

Si llevas varios años conduciendo con un coche propio, probablemente te hayas dado cuenta de la facilidad con la que se gasta una batería de un coches. Este consejo surge por dos motivos:

  • La batería de un coche si no se usa se consume.

Lo mejor que puedes hacer es sacar la batería (es muy sencillo, no hay que ser demasiado manitas para hacerlo) y guardarla en casa, o en un sitio donde no haga mucho frío. Además, es conveniente tapar la zona de carga positiva de la batería con un tapón (o en su defecto con cinta aislante) para frenar el proceso de descarga. De esta manera no tendrás que gastar el dinero en comprar una batería nueva cuando vayamos a utilizar de nuevo el coche.

Tapa el coche con una lona

Coche en garaje con lona

Finalmente, una vez realizados todos estos procesos, tapa el coche con una lona de tela para evitar la acumulación de suciedad, para que esté siempre limpio.

Venden lonas específicas para cada modelo, pero tanto si no encuentras la de tu modelo en concreto, o simplemente no quieres gastar dinero, puedes utilizar cualquier sábana de tela lo suficientemente grande como para cubrir la totalidad del coche (o haz de dos sábanas una), y átala de alguna manera al coche para que no se caiga. Si tienes cuidado, puedes colocar algunos imanes en las zonas de chapa y así no se caerá.

Si puedes, arranca el coche de vez en cuando

Arranque de cocheHay muchas opiniones respecto a este tema. Unos dicen que es bueno, y otros que no es necesario. Pero para mantener el coche en el mejor estado posible, nuestra recomendación es que, si puedes, arranques el coche una vez al mes. Más vale prevenir que curar.

Es cierto que si has hecho correctamente todos los pasos anteriores no es imprescindible, pero si te decides a hacerlo, hazlo bien. Retira la lona que has utilizado para taparlo, aleja el coche para que el escape pueda expulsar el humo correctamente y, por supuesto, nunca con las puertas del garaje cerrado. También puedes circular con él un poco.

La entrada Cómo guardar un coche que estará parado en invierno aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Soluciones para que el invierno no estropee tu coche

Las mecánicas de los coches actuales están preparadas para funcionar entre los -25 y +45 grados… pero no hay que confirse, ya que según un informe de Comisariado Europeo del Automóvil, la mayoría de las averías que se producen en España se registran en esta época del año. Y muchas están directamente relacionadas con las bajas temperaturas.

¿Cómo evitar una desagradable sorpresa? Preparando tu vehículo para los rigores invernales. Bastará con sigas el plan de mantenimiento indicado por el fabricante de tu coche. Para empezar, asegúrate de que el aceite y el refrigerante del motor están en buen estado, que el sistema de alumbrado y desempañado de lunas funciona correctamente y sustituye la batería (elige una siguiendo estos consejos para elegir una batería nueva).

Batería

¿Se agota y al dar el contacto el coche no responde y no funciona ningún elemento eléctrico? Arranca el coche con unas pinzas y piensa en sustituir la batería cuanto antes.

Evítalo: Para no tener que cambiarla antes de tiempo, procura no dejar luces encendidas y que el coche duerma reguardado de la humedad.

Aceite

Si no está en buen estado o no es adecuado para bajas temperaturas, puede llegar casi a congelarse y se vuelve mucho más denso. Es difícil de detectar, pero lo notarás porque al coche le costará arrancar más de lo habitual. No aceleres fuerte, y deja el motor al menos cinco minutos a ralentí antes de iniciar la marcha. Sustituye el aceite por uno adecuado.

Evítalo: Usa el tipo de aceite que indica el fabricante de tu coche en el manual de mantenimiento.

Anticongelante

Si el líquido refrigerante contiene poco anticongelante y, si las temperaturas son muy bajas, se congela. Aumentará su volumen y reventarán las partes internas del motor, manguitos… y la avería es cara.

Evítalo: Sustituye el líquido, como mucho, cada tres años ó 60.000 km. Pide en cada revisión que comprueben que el sistema de refrigeración está en buen estado.

Alimentación

Giras el contacto y el motor de arranque hace ruido… pero no arranca. Si no logras arrancarlo ni siguiendo el último de los consejos de cómo arrancar un coche en frío, (empujándolo o dejándolo caer por una pendiente), no lo repitas. Puedes saturar al catalizador con gasolina sin quemar, y  lo dañarías.

Evítalo: Lo normal es que esto se deba a un fallo de alimentación o encendido. Con un buen mantenimiento no tendría por qué ocurrir.

Electrónica

¿El motor falla? Algún elemento electrónico (un sensor o una conexión) puede haberse humedecido. Normalmente eso se seca y ya está, pero si necesitas usar el coche, es mejor que acudas a un garaje para que lo sequen cuanto antes… Puede que las bujías lancen mal las chispas, o en un momento poco adecuado…

Evítalo: Con un garaje para tu coche… No hay otro modo.

Aire

aire acondicionado coche

¿Los cristales se empañan con mucha más facilidad y no te dejan ver la carretera?

Evítalo: No hay forma de evitarlo. Se ha estropeado. Puedes bajar las ventanillas de vez en cuando para que el aire frío se desempañe.., pero tendrás que ir al taller a que reparen el sistema de ventilación.

Termostato

¿No funciona bien y el motor no alcanza su temperatura normal o se calienta en exceso?

Evítalo: Cambiando el termostato cada cinco años. Si se calienta, la aguja de la temperatura subirá más de lo normal, detente de inmediato. Si no alcanza su temperatura, podrás continuar… pero consumirá hasta un 20% más.

Juntas y carrocería

¿Las juntas de goma de las lunas, puertas… se endurecen y degradan y acaba filtrándose el agua dentro del coche? Avisamos: es normal en un coche de más de 10 años.

Evítalo: Aparcando el coche en lugares resguardados del frío intenso y del agua.

Luces

¿En invierno las bombillas convencionales se funden con más facilidad? Sí. Y los faros también se ensucian más por el barro.

Evítalo: Es muy complicado, pero puedes aprender a cambiar las bombillas tú mismo (depende del modelo de coche) y ahorrarte el dinero del taller.

Freno de mano

No suele ocurrir, pero a veces con las bajas temperaturas se forma escarcha, que hará que las pastillas de freno se queden pegadas al disco de freno.

Evítalo: No se puede evitar, pero sí salir del paso sin gastar un euro: Mueve el coche jugando con el embrague, para que esa fuerza rompa la pequeña capa de escarcha. Y listo.

Fuente: Autofácil

La entrada Soluciones para que el invierno no estropee tu coche aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Neumáticos Todo Tiempo ¿estás seguro de que no son para ti?

Tradicionalmente siempre se ha dicho que los neumáticos más adptados para el clima español son los neumáticos de verano. Salvo en contadas ocasiones, como gente que vive en zonas de montaña, eso es así, pero lo cierto es que el clima español es mucho más cambiante de lo que creemos.

Esta época es prueba de ello, ya que puede quecuando te levantes haya temperaturas gélidas y a mediodía haga incluso calor. Para ello existen los neumáticos Todo Tiempo…. que han mejorado mucho en los últimos tiempos, tal y como pudimos comprobar en la  presentación de la nueva familia Vector 4Seasons de Goodyear.

En zonas tradicionalmente cálidas como la costa son habituales las lluvias torrenciales. Y en cuanto nos adentramos al interior también es habitual encontrarse con vías heladas salvo en las horas centrales del día. Y ojo, que el 80% de los accidentes en invierno se deben a falta de agarre en carreteras mojadas. Sería fabuloso contar con un neumático de mejores prestaciones en esos momentos, ¿verdad?

Un neumático de invierno es la respuesta tradicional para estas situaciones, pero tienen sus hándicaps. Los neumáticos Todo Tiempo (atambién conocidos como All Season) están homologados como neumáticos de invierno (con el símbolo de la pictograma de la montaña de tres picos con copo de nieve, así como con marcaje M+S) y frente a ellos cuentan con numerosas ventajas:

  • Versatilidad: preparado para esos cambios de clima, sin pérdida de prestaciones.
  • Seguridad: por el mejor agarre en mojado.
  • Comodidad: No necesitas cambiarlos una vez al año (y guardar los otros), ni cadenas en nieve.

Es por este motivo que sus ventas han pasado a triplicarse desde 2015 y de hecho, ya se venden más en España que neumáticos de invierno. Y la tendencia es que sigan subiendo hasta al menos 2022. Es lógico, ya que el 81% del público asegura que es muy importante un neumático seguro.

¿Cómo es posible que funcione un neumático de igual manera en invierno como en verano? Los expertos de Goodyear, que ya en 1977 lanzaban su gama Tiempo (así, en español) en Estados Unidos nos explican que el secreto está varios factores:

  • Compuesto: Cuenta con sílice de última generación, de manera que el neumático no se endurece con el frío como sí ocurre con los de verano. Cuenta también con SmartTred con polímeros de última generación, pues la nieve no siempre aparece en escena.
  • Surcos hidrodinámicos: Proporciona una mayor resistencia al aquaplaning en carreteras mojadas o con aguanieve.
  • Láminas en 3D: Mejora la estabilidad y la manejabilidad en superficies secas gracias a la mayor rigidez de la banda.
  • Dibujo: Con una rigidez adaptable, proporciona un excelente rendimiento a lo largo de toda la vida del neumático. Cuenta con bloques interconectados más pequeños que mejoran su rendimiento en carreteras nevadas (“rasgan” mejor la nieve) y el contorno es más plano de modo que la superficie de contacto vaya mejor sobre hielo.

Es por ese motivo que un neumático Todo Tiempo como estos Vector 4Seasons pueden durar tanto como un neumático de verano o uno de invierno con un uso similar.  Y en entornos cambiantes.

Siempre se ha achacado a estos neumáticos un peor desempeño en condiciones climáticas favorables. Tanto en agarre como en sonoridad. Pudimos probarlo en seco y escogimos para ello un coche en principio poco favorable, como el Mercedes Citan. Siendo sinceros, no notamos en absoluto una pérdida de agarre en curva ni tampoco un sonido de rodadura más elevado que cualquier otro neumático (de ahí que eligiésemos un coche con una insonorización poco trabajada).

¿El precio? Obviamente eso varía según el tamaño de l neumático, ya que cuenta con 163 medidas homologadas, entre las 13 y 20 pulgadas. La familia Vector 4Seasons se encuentra entrre los 71,5 y los 351,5 €, lo que supone un sibrecoste de en torno a un 15% respecto de un neumático de verano. No es demasiado, si tienes en cuenta la mejora en seguridad con temperaturas frías y no tener que cambiar de ruedas cuando llega el frío.

Puedes encontrar los Vector 4Seasons montados nada menos que en 120 SUV, turismos y furgonetas nuevos, parte de su equipamiento original. Lógico si tenemos en cuenta sus ventajas y que el coste no se dispara respecto a los neumáticos tradicionales.

La entrada Neumáticos Todo Tiempo ¿estás seguro de que no son para ti? aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Pulir la carrocería del coche, claves para hacerlo de forma correcta

El tiempo no perdona y eso es aplicable tanto a las personas como a sus automóviles. Si ya ha pasado tiempo desde que adquiriste tu preciado vehículo nuevo es posible que su pintura no presente el mismo estado inmaculado, aunque no haya sufrido golpes y aunque el mantenimiento haya sido correcto. Simplemente la exposición a agentes externos como el sol, la lluvia o el viento puede haber causado cierto deterioro. Por eso podría ser buen momento para pulir la carrocería del coche.

Con este proceso se pueden conseguir resultados muy positivos en el exterior del vehículo. Un pulido ejecutado de forma correcta consigue eliminar una fina capa de barniz que es la encargada de proteger la pintura del coche. La clave es pulir lo justo para conseguir eliminar los desperfectos causados por el desgaste sin llegar a dejar la pintura sin protección. De esa forma se conseguir que la carrocería quede brillante y sin imperfecciones, casi como el primer día.

Para pulir la carrocería del coche lo primero que hay que hacer es una limpieza a fondo del exterior y un posterior secado. De esta forma se conseguirá quitar cualquier tipo de suciedad o polvo que arruinaría el pulido. También es muy importante utilizar un buen equipo que se adecúe a las necesidades requeridas. Hay máquinas de alta potencia que es más recomendable que sean utilizadas por profesionales, pero también hay pulidoras de plato redondo menos potentes y más utilizables para la gente sin experiencia.

Una vez se ha elegido la máquina también es necesario seleccionar un pulimento o polish, el producto que vamos a aplicar sobre la carrocería del coche. Hay distintos tipos en función de lo que se busque. Llegados a este punto, hay que decir que hay también varios tipos de esponja para la pulidora. Para comenzar el proceso hay que escoger el polish más grueso y la esponja de corte. Se comenzará con aplicando el producto sobre el coche y apoyando la esponja de modo que cuando comience el pulido no se haga contacto con la esponja seca.

Ya es momento de encender la pulidora y comenzar a extender el pulimento a una velocidad media y sin hacer demasiada presión. Es recomendable empezar con una superficie no demasiado grande e ir trabajando de forma paralela a la carrocería con movimientos que vayan abarcando toda la zona. Cuando se haya terminado es recomendable dejar secar unos segundos y retirar el producto restante con un trapo de microfibras.

Con la primera pasada ya se apreciará una mejora considerable, pero solo con el corte podría quedar un acabado mate. Por eso es recomendable repetir el proceso con un pulimento de grado medio y una esponja de pulido normal. Los pasos se siguen de la misma forma y con esta pasada ya se consigue sacar un brillo más notable. Tras dejar secar toca rematar la jugada con el polish y la esponja de acabado, el último paso para pulir la carrocería del coche y dejarla casi como nueva.

La entrada Pulir la carrocería del coche, claves para hacerlo de forma correcta aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información