Neumáticos baratos · Venta de neumáticos nuevos y de ocasión en Zaragoza · Todos los servicios para tu automóvil · Tfno. 617 591 427

Filtros del coche: para qué sirven y cuándo cambiarlos

Los filtros del coche son elementos de vital importancia, una de las principales claves para mantener el buen estado de un vehículo. Hay que cambiarlos bajo una serie de patrones y periodicidad que aseguren su funcionamiento básico y sigan realizando su función como es debido. Porque son los encargados de evitar que lleguen todo tipo de impurezas que al motor. Además su precio es relativamente bajo y las consecuencias de no cambiarlos pueden ser notables.

Filtro de aire

Hace tiempo ya comentamos la importancia de cambiar el filtro del aire, en especial en los cambios de estación temporal. Es una parte importante del motor, pues está en juego si la suciedad entra dentro o no. Hay un dato que es crucial. Debemos tener en cuenta en qué entorno nos movemos con el coche, es decir, no es lo mismo circular por la ciudad que por el campo, por lo que la contaminación del aire o el polvo de la tierra, son factores directamente influyentes en la vida útil del filtro.

Es capaz de canalizar hasta 540.000 litros de aire por hora, por lo que su mantenimiento tiene que ser ejemplar. Generalmente, se recomienda cambiarlo cada dos revisiones, pero deberemos tener en cuenta estos aspectos si queremos que funcione correctamente. Lo más aconsejable, es que cada vez que se haga una revisión, comprobar el estado del filtro y ver que todas las fibras están en perfecto estado, y no están cubiertas por ningún tipo de suciedad que las dejen como si fuesen lijas.

Filtro de aceite

El filtro de aceite es el que recoge las impurezas que circulan por las entrañas del motor. Es el encargado de mantenerlo limpio, así como evitar que cualquier viruta metálica que pueda dañar los materiales internos del motor. Si dicho filtro está en mal estado, estos elementos están circulando por el motor, la mecánica reducirá sus prestaciones y podrá sufrir otros síntomas como un mayor gasto de combustible o la reducción de su vida útil.

Normalmente, hay muchos propietarios que deciden alargar el cambio de aceite, esperando un par de miles de kilómetros más. Ya sabemos que los lectores del portal de noticias de coches.com no cometen ese tipo de errores, aun así, es necesario incidir en la importancia del cambio del filtro de aceite en su debido momento. Lo mejor es cambiarlo cada vez que se sustituye el aceite del motor, ya que es un componente muy barato y nos puede ahorrar más de un disgusto.

Filtro de combustible

El filtro de combustible es el que se interpone entre el depósito de combustible y las rampas de inyección alojadas en el motor. Su trabajo es retener las impurezas derivadas de los combustibles, para que no interfieran en el flujo del combustible.

En muchas ocasiones, el vehículo puede funcionar mal debido a las influencias del mal estado del filtro. Puede incurrir en pérdidas de gasolina, así como un mayor consumo de combustible. Sin embargo, en el caso de los vehículos diésel, el filtro tiene una importancia mayor, ya que alberga la humedad que genera este tipo de combustible, por lo que su vida útil es menor.

Se suele recomendar un cambio del filtro de gasolina cada 60.000 kilómetros, aunque nosotros recomendamos hacerlo antes, sobre los 40.000 kilómetros. Por el contrario, en el caso de los diésel, sería aconsejable sustituirlo cada 30.000 kilómetros por los daños prematuros que pueda generar la humedad.

Filtro de habitáculo

El filtro del habitáculo se encarga de, no solo evitar la entrada de suciedad en el interior, sino también salvaguardar la salud de los ocupantes con la retención de cualquier materia contaminante, como pueden ser las partículas que desprenden los diésel.

En su día, ya comentamos que el mejor momento para cambiarlo es en temporada de primavera para eliminar cualquier rastro de suciedad y moho que se haya acumulado en otoño e invierno. La mejor opción es utilizar un filtro que sea de carbón activo, pues estos retienen más suciedad y duran más.

Nuestra recomendación es el se cambie una vez al año, o al menos cada 10.000 km, sobre todo si los pasajeros habituales son niños o ancianos.

La entrada Filtros del coche: para qué sirven y cuándo cambiarlos aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Polea dámper: qué es y cuáles son sus síntomas de desgaste

La polea de cigüeñal, polea amortiguador o polea dámper (también llamada simplemente dámper) es un elemento que equipa cualquier motor de combustión interna, ya sea diésel o gasolina. El dámper es una polea situada en el extremo del cigüeñal y, al igual que otras piezas como el embrague o los amortiguadores, tiene una esperanza de vida limitada.

¿Para qué sirve una polea dámper?

Con una función similar al volante bimasa, el dámper se encarga de minimizar las vibraciones del cigüeñal ocasionadas por el movimiento de los pistones durante el proceso de admisión, compresión, expansión y escape. Este componente ayuda a evitar averías en el cigüeñal, causadas por las enormes fuerzas de torsión a la que es sometido, y reduce el desgaste de a correa, el tensor y otros componentes del sistema de transmisión.

La polea dámper, mediante una correa trapezoidal o multiplasta, se ocupa de accionar la correa o correas que se accionan órganos auxiliares como el compresor del aire acondicionado, la bomba de agua, la bomba de servodirección o el alternador del propio motor. Además, el dámper también se encarga de amortiguar las vibraciones y oscilaciones de giro del propulsor, especialmente en aquellos que funcionan con gasóleo, menos refinados que sus equivalentes de gasolina.

Cuanto mayor sea el tamaño del motor, las resonancias serán también superiores, haciendo más corta la vida útil de la polea dámper

Para que la polea dámper cumpla eficazmente con su función, debe poder suavizar los choques de los elementos mecánicos, debe estar equilibrada y, si es sustituida, debe tener el mismo peso que la polea de origen. En su construcción hay una parte central de caucho (fija al cigüeñal) que se encarga de hacer de amortiguador y, alrededor de esta, la polea propiamente dicha, donde se engrana la correa de distribución a través de una serie de gargantas.

En el caso de los propulsores diésel más modernos, la polea consta de siete a ocho piezas metálicas y dos anillos de caucho para filtrar aún mejor las vibraciones producidas por este tipo de mecánicas. En el caso de los coches equipados con un sistema Stop & Start, las piezas están más reforzadas debido a las múltiples paradas y arranques del motor de combustión. Cuanto más compleja es la polea, más elevado es su precio.

¿Qué ocurre cuando la polea dámper falla?

Una pieza sometida a tanto estrés, lógicamente, necesita ser cambiada en el algún momento de la vida del vehículo. Cualquier funcionamiento incorrecto podría tener un efecto negativo sobre el sistema de transmisión. Si la polea dámper no puede absorber adecuadamente las vibraciones, el cigüeñal se verá en peligro, así como el sistema de distribución, la correa, la bomba de servodirección o el compresor del equipo de aire acondicionado.

velas de cigueñal

Algunos órganos mecánicos dan un “golpe” al motor cuando se activan. Para salvaguardarlos y evitar vibraciones parásitas, la polea dámper atenúa dichos “golpes”

En caso de que la polea del coche presente un desgaste acusado, lo primero que se percibirán serán más ruidos y vibraciones provenientes del vano, especialmente al ralentí. Normalmente, conviene revistar esta pieza en un intervalo de 60.000 kilómetros, y se puede hacer de forma tanto visual como práctica mediante una mera prueba dinámica. Si el dámper no es sustituido a tiempo, podríamos partir el cigüeñal o cualquiera de las piezas mencionadas en el párrafo anterior.

Podremos verificar con nuestros propios ojos el estado aparente del dámper mirando si presenta grietas o deformación en la superficie por las fugas de aceite del motor. Asimismo, conviene revisar todos los componentes y comprobar que no haya fisuras. Aquella zona en contacto con la correa de transmisión debe ser perfectamente uniforme, sin bordes afilados ni ángulos extraños.

Otra forma de averiguar la eficacia del dámper es trazar una marca que atraviese linealmente ambas superficies, las de metal y las de caucho. Ha de hacerse con el motor parado y en frío. Una vez hecha la marca, se arranca el motor y se accionan los elementos que se ven implicados con el giro de la polea dámper (dirección asistida, aire acondicionado, etc.). En caso de que no permanezcan alineadas después de la prueba, es necesario sustituir la pieza.

La polea dámper es una gran desconocida que puede herir sensiblemente la salud de nuestro coche, y la de nuestro bolsillo. Con un poco de dedicación y llevando las revisiones al día, ambas partes nos lo agradecerán. Ya se sabe, al final lo barato puede salir muy caro.

La entrada Polea dámper: qué es y cuáles son sus síntomas de desgaste aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Suzuki All Grip, todos los detalles de esta tracción total

Suzuki All Grip es una tecnología que con el tiempo se ha ido convirtiendo en una filosofía, casi en un modo de vida. Porque la tradición de la marca japonesa con los coches de tracción total se remonta a casi medio siglo atrás en el tiempo. Fue el 1970 cuando lanzaban el Suzuki Jimny LJ10, su primer modelo con tracción 4WD. Desde entonces han ido puliendo este sistema para ofrecer a los usuarios confianza y seguridad en cualquier tipo de condición.

De la mítica tecnología 4WD y la experiencia que da el tiempo surge un nuevo sistema en 2013. El All Grip aparece por primera vez en dicho año con el Suzuki S-Cross, que se postula automáticamente como un vehículo especialmente capaz fuera del asfalto. Eso solo fue el pistoletazo de salida, pues dicha tracción total se ha ido extendiendo y en la actualidad copa a la mayoría de modelos de la gama. Ayuda a gestionar el motor, la transmisión y otros elementos como el control de estabilidad y se presenta en tres versiones distintas.

All Grip Auto

El All Grip Auto es el sistema de tracción a las cuatro ruedas que aparece en modelos que necesitan una menor exigencia como es el caso del Suzuki Ignis o del Suzuki Swift. Se trata de una opción muy cómoda que va activada permanentemente y que entra en juego cuando detecta una pérdida de adherencia en alguna de las ruedas delanteras. Técnicamente se trata de un acoplamiento viscoso (embrague hidráulico) con un funcionamiento preciso.

Va colocado frente al diferencial trasero y en su interior lleva un aceite de alta viscosidad que se calienta y expande cuando se produce una variación entre la rotación de las ruedas delanteras y las traseras. Cuando eso sucede se acopla a un embrague de discos múltiples y consigue hacer llegar el par al eje posterior. Además de ser útil en superficies deslizantes o terrenos nevados, en el Ignis viene con un control de descenso de pendientes y un Grip Control que funciona hasta a 30 km/h y da una ayuda extra al dar par a la rueda que más agarre tiene y frenando las que se deslizan.

All Grip Select

En la zona media encontramos el All Grip Select, un sistema que montan los Suzuki S-Cross y Suzuki Vitara. Es un sistema de diferencial viscoso central que reparte el par entre los ejes (como en el caso anterior). En este caso hay una mayor interacción del conductor con el vehículo al permitirle seleccionar entre los modos de conducción Auto, Sport, Snow y Lock. Se hace mediante el giro de una ruleta y consigue intervenir sobre el control de estabilidad cambiando el comportamiento del coche.

En el modo Auto se circula con la tracción delantera por defecto y solo se pasa par a las ruedas traseras en caso de pérdidas de adherencia. El modo Sport hace que las respuestas del acelerador sean más rápidas. En el modo Snow se permite intervenir en mayor medida al control de tracción para mejorar el agarre. Si se pasa al modo Lock se mejora la capacidad de tracción al frenar las ruedas que patinan y dando prioridad a las que tienen adherencia.

Los coches equipados con el All Grip Select también cuentan con el control inteligente predictivo Synergetic Vehicle Dynamics Control. Su finalidad es detectar posibles deslizamientos teniendo en cuenta un buen número de factores e intentar evitarlo transmitiendo más par a las ruedas delanteras o traseras. Sería una forma de prevenir antes que curar, pues trabaja justo antes de que intervenga el control de estabilidad (ESP).

All Grip Pro

El máximo exponente de la tracción total en Suzuki a día de hoy es el All Grip Pro. Por el momento solamente está montado en el Suzuki Jimny, el auténtico todoterreno cuya nueva generación no ha dejado de sorprender desde su lanzamiento. Aquí aparece la mítica palanca manual conectada a la caja transfer para cambiar entre los modos 2H, 4H y 4L. Con el primero solo gira un eje, con el segundo giran las cuatro ruedas de forma uniforme y con la reductora se beneficia de esa fuerza extra en marcha corta.

En este caso también hay control de descenso de pendientes, asistente al arranque en cuestas y control de tracción SLD (si dos ruedas en diagonal pierden tracción redistribuye el par al otro lado). Además, el Suzuki Jimny es un auténtico todoterreno gracias a su chasis de escalera reforzado, a su eje trasero rígido o a sus ángulos todoterreno (ataque de 37º, central de 28º y salida de 49º).

La entrada Suzuki All Grip, todos los detalles de esta tracción total aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Características que hacen de un vehículo un auténtico todoterreno

leer más →
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información