Neumáticos baratos · Venta de neumáticos nuevos y de ocasión en Zaragoza · Todos los servicios para tu automóvil · Tfno. 617 591 427

10 motivos por los que acudir al Salón de VO de Madrid

“El mayor escaparate en Europa de coches de ocasión jóvenes y seminuevos”. Así se anuncia el Salón del Vehículo de Ocasión y Seminuevo de Madrid. Se celebra del 24 de mayo al 2 de junio en el Ifema, la Feria de Madrid y se espera que haya más de 5.000 vehículos de todos los tipos y precios.

¿Pero por qué acudir a este Salón? Pues podríamos decirte un sinfín de razones pero sí, realmente estás pensando en cambiar de vehículo, seguro que estas diez acabarán por convencerte:

Si buscas coche nuevo

Puede parecerte un sinsentido acudir a un Salón del Vehículo de Ocasión si los que buscas es un coche nuevo… pero es que en el Salón del Vehículo de Ocasión y Seminuevo de Madrid, las marcas y concesionarios que acuden llevan lo mejor de su stock, en su mayoría coches seminuevos.

¿Por qué? Porque los vendedores profesionales están especializados en ventas de este tipo de vehículos. Casi seis de cada diez vehículos que venden a los particulares son “coches jóvenes”, con menos de tres años de antigüedad. La tecnología avanza rápidamente, pero los tiempos en el mundo de la automoción van más despacio que en lo digital. No te perderás mucha novedad si apuestas por un vehículo de uno o dos años.

Si quieres garantías

Durante la feria, Ganvam pondrá a disposición de los vendedores y compradores la posibilidad de descargar el Informe de Vehículo de la Dirección General de Tráfico (DGT). De este modo se certifica la información administrativa de aquellos coches expuestos. Gracias a él sabes cuántos propietarios ha tenido el coche anteriormente (y el uso como taxi o renting), si su kilometraje es correcto (se compara con la última revisión), su historial de ITV si la tiene, si ha estado implicado en siniestros, si tiene algún tipo de carga

Este hecho sin duda ayuda a mejorar la transparencia en el mercado de la compraventa de coches, ya que el comprador conoce mejor la historia del vehículo en el que está interesado… y la ofrece un tercero, la Administración.

Si no lo tienes claro

Si dudas todavía entre qué coche comprar, te recomendamos antes echar un ojo a nuestras guías de compra. En ellas encontrarás todos los coches del mercado actual. Ordenados por categorías, con explicaciones y enlaces para ver sus pruebas o ampliar información de versiones especiales.

Aún así, puede que no sepas si un SUV, o una berlina, o un familiar… tranquilo. En el Salón hay de todo. Se trata del salón de vehículos de ocasión y seminuevos certificados más grande de Europa, con ofertas de l13 empresas participantes (más de 60 expositores directos), repartidos en seis pabellones de Ifema. Y es que habrá 5.000 modelos de todas las marcas y segmentos.

Si sabes qué quieres

El único pero de un coche ya fabricado es que no puedes configurarlo exactamente a tu gusto. Una vez conocida esta limitación, es hora de abrir tu mente y, sabiendo que te vas a ahorrar un buen dinero, buscar algo muy similar. Puede que quizás no lo haya del color que quieres o con ese techo solar que te gustaba… pero echa cuentas si el dinero ahorrado compensa prescindir de esos detalles.

Si quieres ahorrar

Mucha gente nos pregunta si merece la pena comprar un coche en un Salón. Sí. Llevar los coches hasta un lugar, exponerlos y tener un grupo de comerciales dispuestos a atenderte cuesta un dinero, pero no aprovecharlo vendiendo sería todavía peor.

Eso hace que los expositores lleven sus mejores modelos, los que más fácilmente se venderán… y tengan descuentos muy jugosos. Obviamente, analiza caso por caso, pero te vamos a dar un dato: el año pasado hubo 41.496 visitantes y se vendieron 4.369 vehículos. Uno de cada diez visitantes compra. Es por algo.

Si eres de tocar el coche que quieres comprar

Comprar un coche en Salón del Vehículo de Ocasión y Seminuevo de Madrid permite que pruebes el vehículo in situ, sentarse al volante y comprobar las sensaciones, algo imprescindible para sentir calidades, espaciosidad o modularidad. Siempre recomendamos leer antes nuestros consejos para probar un coche para no olvidarte de nada de lo que tienes que mirar.

Si buscas etiquetas ECO y CERO

Los que viven en Madrid saben que, de un tiempo a esta parte, la etiqueta ambiental es un elemento de equipamiento más… y de los más deseados, ya que permiten circular en días con episodios de contaminación alta.

En el Salón encontrarás  coches con etiqueta ECO (coches híbridos, híbridos ligeros y también aquellos capaces de circular con dos combustibles, como el GNC –gas natural comprimido- o el GLP –gas licuado del petróleo-). También CERO, entre los que verás coches híbridos enchufables y coches 100% eléctricos.

Si te gusta la tecnología

Si conduces un coche de más de diez años (no es nada extraño, la edad media del parque móvil español alcanza los 12,3 años) y no sueles subir a coches actuales, te sorprenderán las mejoras en conectividad que se han dado en la última década. Poder conectar el móvil al vehículo abre un sinfín de posibilidades, tanto de información del propio vehículo mediante aplicaciones de las marcas como de entretenimiento.

Si buscas mejoras de seguridad

La seguridad de los vehículos también ha dado un salto exponencial en la última década. Si, entonces ya era común el ABS y el control de estabilidad, pero ahora los coches pueden avisarte de que te sales del carril (corrigiendo la dirección en algunos casos), avisar de la presencia de coches en el ángulo muerto, realizan frenadas de emergencia en situaciones de riesgo… Los más avanzados son capaces incluso de reconocer señales y control de crucero adaptativo, manteniendo la distancia con el coche precedente.

Si quieres pagar a plazos

No creas que en un Salón los coches se pagan al contado. Obviamente, lleva la tarjeta por si quieres dar la señal para un coche y reservarlo. Pero para el pago del coche, escucha las opciones de financiación del coche que te ofrecerán. Hay algunas que incluyen servicios de mantenimiento (echa cuentas) y otras de tipo multiopción, que permiten pagar una cuota final y quedarse el vehículo o devolverlo cambiándolo por otro.

La entrada 10 motivos por los que acudir al Salón de VO de Madrid aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Adelantar con línea continua: las únicas situaciones que no conllevan multa

En más de una ocasión hemos hablado de los adelantamientos, esa maniobra necesaria en algunas ocasiones, pero que conlleva mucho riesgo si no se hace de manera correcta. Por norma general sabemos que solo debemos adelantar cuando vemos una línea discontinua en la carretera, predominante en autopistas y autovías, donde sobrepasar a otro vehículo es una tarea relativamente sencilla y segura.

Hay más problema en las vías secundarias con un carril en cada sentido, pues el adelantamiento nos pone en riesgo de choque frontal. Por eso es importante realizarlo en zonas de alta visibilidad y siempre que lo permita la línea discontinua. Sin embargo, hay una serie de excepciones aceptadas que venimos a remarcar. Os contamos las ocasiones en las que adelantar con línea continua es perfectamente legal y no conlleva multa.

Bicicletas

El de los ciclistas es uno de los colectivos más expuestos en nuestras carreteras. La diferencia de velocidad y tamaño con los coches convencionales hace que los adelantamientos sean complicados en algunas ocasiones. Por este motivo se permite adelantar a las bicicletas aunque se rebase una línea continua. Pero ojo, no a cualquier precio. Sigue siempre imprescindible una buena visibilidad para cerciorarse de que no viene otro coche (o ciclista) de frente.

Como en el resto de casos, independientemente del tipo de vía, cuando se adelante a un ciclista es totalmente obligatorio dejar una distancia de seguridad de 1,5 metros como mínimo. Para cumplirlo es necesario, como hemos dicho, rebasar la línea divisoria de la calzada y se podrá invadir por completo el carril contrario si se hace de forma segura. Adelantar con línea continua a un ciclista no conlleva multa, pero sí seremos sancionados con 200 euros si no dejamos la distancia de seguridad al hacerlo, pues se considera una infracción grave.

Ciclomotores

En el caso de que se tenga que hacer un adelantamiento a un ciclomotor se podría aplicar la misma normativa. Aunque este tipo de vehículo pueda circular a una velocidad superior que una bicicleta, lo cierto es que sus limitaciones y desventajas respecto a los turismos son claras. Así que se permite adelantar a ciclos y ciclomotores rebasando parcial o completamente una línea continua siempre que se mantenga la distancia de seguridad (mínimo 1,5 metros).

Mientras son adelantados, estos vehículos tienen la obligación de favorecer la maniobra. Sería también sancionable que aumentasen la velocidad o que hicieran movimientos que complicasen el adelantamiento. Tampoco hace falta reducir drásticamente la velocidad, simplemente mantenerse y no hacer nada raro. Esto también es aplicable a los ciclistas.

Personas o vehículos de tracción animal

A día de hoy no es tan habitual como hace unas décadas, pero todavía es posible encontrarse con vehículos de tracción animal en carreteras secundarias. En este caso también se podría adelantar a pesar de que haya línea continua y se mantendría esa distancia de seguridad mínima de 1,5 metros. La misma normativa la encontramos para adelantar a personas que circulasen por el arcén de la calzada o en el caso de encontrarnos animales en la carretera.

Vehículos inmovilizados

Cuando un vehículo sufre algún percance tiene que intentar obstaculizar lo menos posible la carretera para mejorar la seguridad. Aunque hay ocasiones en las que no es posible y el coche queda ocupando parcialmente la vía. En este caso también sería legal adelantar aunque haya línea continua, siempre que esa inmovilización no sea impuesta por las necesidades del tráfico, sino por alguna emergencia.

En este caso también se tiene que dejar una distancia de seguridad, así que se puede invadir por completo el carril contrario siempre que se haya comprobado correctamente que no hay peligros ni viene nadie en dirección contraria.

Obstáculos en la calzada

Al igual que nos podemos encontrar con un vehículo ocupando parte de la carretera, es perfectamente viable que haya otro tipo de obstáculos en la calzada. Bien sea por un desprendimiento, por una carga extraviada o por cualquier otro elementos; se podrá pisar la línea continua para evitarlo. Siempre habrá que cerciorarse de que la maniobra se hace sin peligro se puede invadir parcial o totalmente el otro carril.

En el resto de ocasiones, adelantar con línea continua está considerado como una infracción grave que conlleva una multa de 200 euros sin pérdida de puntos

La entrada Adelantar con línea continua: las únicas situaciones que no conllevan multa aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Reparar las llantas de tu coche: todo lo que debes saber

Los arañazos o las abolladuras pueden hacer que las llantas de tu coche se vean feas y en peor estado de lo que realmente están. Porque, a veces, un poquito de cuidado y cariño sobre ellas pueden hacer que tu coche se vea realmente bien. Piénsalo, al fin y al cabo, son los zapatos del coche. Además, si el daño es leve, tú mismo puedes reparar las llantas. Aunque si quieres un acabado mejor que recién salido de fábrica, lo mejor es acudir a un taller especialista.

Pero supongamos que eres un manitas y quieres hacerlo por tu cuenta. Roces en las aceras al aparcar, suciedad acumulada e incrustada proveniente de las pastillas de freno o un bordillo mal cogido. Todas estas cosas acaban deteriorando el estado de las llantas.

Y no, no siempre es necesario cambiar el juego de llantas. Si han recibido un fuerte golpe, ahí sí que puede ser una buena opción, o repararla correctamente. Porque las llantas de aleación no solo cumplen una función visual, sino que son cruciales para la mantener la seguridad del vehículo.

También es importante tener en cuenta qué clase de llanta tenemos entre manos, porque existen distintos tipos y, cada coche al final es de su padre y de su madre, y no todos tenemos las mismas ruedas montadas en el coche:

  • Llantas de aleación aluminio: las más habituales en los coches desde la entrada del siglo XXI. Están fabricadas a partir de una aleación de aluminio y no se corroe como otros metales. Sin embargo, es un material relativamente sensible a golpes y rasguños, y la mezcla de agua y sal hacen que su aspecto empeore.
  • Llantas de acero: la solución más robusta y económica. Si están dobladas, normalmente pueden ser reparadas. Eso sí, que lo determine siempre un profesional. Sin embargo, en cuanto a aspecto se refiere, se oxidan. El problema se hace menos visible con el uso de tapacubos, pero nunca tendrán la estética de unas llantas de aleación.
  • Llantas cromadas: muy habituales en coches de origen estadounidense. Llaman mucho la atención y se ven de lejos, pero su reparación (mediante arenado o repintado) suele ser bastante costoso, incluso a la par que comprar una llanta de cromo nueva.
  • Llantas revestidas de plástico: parecidas a las anteriores, pero sensiblemente más ligeras y notablemente más baratas de hacer para el fabricante. Como sucede con la mayoría de plásticos, su reparación es bastante dificultosa. Así que, o se reemplaza la rueda o se intenta sustituir la capa de plástico (que no siempre es posible).

Y ahora, al lío. Veamos paso a paso qué debemos hacer para comenzar la sesión de reparación de nuestras llantas:

1. Inspección de daños en la llanta

Resulta imprescindible hacer un análisis de las llantas inspeccionándola a fondo. Esto es, ver si hay daños visibles, tales como abolladuras, grietas, rasguños o corrosión. También es importante percatarse si el neumático presenta bultos o daños en el flanco, talón y hombro del neumático. Una vez evaluados los posibles defectos, se puede decidir si repararlas o cambiarlas. Si los daños son superficiales, nos saldrá mejor optar por la primera opción. En caso contrario, habrá que rascarse el bolsillo en unas llantas nuevas o certificadas.

Comprar unas llantas de segunda mano puede ser peor remedio que la enfermedad. Pueden estar igualmente dañadas y no nos daremos cuenta hasta montar el neumático. Rupturas y grietas con una profundidad de entre uno y dos milímetros es un indicativo de que es un buen momento para reciclar la llanta. Y no es moco de pavo, la seguridad del coche podría verse muy afectada si no se reparan bien o se cambian por unas en perfecto estado.

2. Preparar la llanta

Aunque parezca obvio, desmonta la rueda del coche. No es imprescindible separar la llanta del neumático, y mucho cuidado con no perder las contrapesas del equilibrado (esas pequeñas piezas rectangulares que parecen pegotes sobre los bordes de la llanta). Usa un limpiador de llantas y un paño (preferiblemente de microfibra). Limpia los bordes y toda la suciedad que no esté especialmente adherida a la superficie. Los recovecos y suciedad más difícil necesitarán de un cepillo de pelos duros y/o un estropajo.

Si hay exceso de polvo de las pastillas de freno se hará necesario un descontaminante férrico. Los disolventes también ayudan a eliminar el polvo residual. No te olvides de hacer presión sobre la llanta, que no te va a morder. Como medida de seguridad, es aconsejable utilizar guantes y mascarilla, puesto que es un elemento tóxico y muy corrosivo. Tras haber ejecutado estos pasos, asegúrate de que la superficie metálica está completamente seca antes de comenzar la reparación de daños.

3. Reparación de daños de la llanta

Cubre la llanta con cinta adhesiva, si no quieres que el neumático se llene de porquería y pintura después. Fija dónde se ubican los rasguños, arañazos y demás desperfectos, aunque por norma general, la mayoría estarán en el borde de la circunferencia. Una vez hecho esto, es el momento de comenzar con el lijado.

Es importante hacerlo de forma cóncava y progresiva. Eso sí, sé cauto a la hora de pasar la lija/pulidora por la superficie de la llanta. Aquí no se cumple la regla de “cuanto más mejor”, ya que a más mano metida, más difícil será unificar es aspecto visual del conjunto. Para suavizar los bordes ásperos, emplea el método de más a menos. Es decir, de lija gorda (de grano 80) a fina (de grano 120-240). Frota sobre los daños hasta que se sientan uniformes con el resto de la superficie. No te olvides de ir limpiando el polvo del papel de lija con un paño seco.

Desafortunadamente, no todos los arañazos y abolladuras se irán con un lijado. Las más notorias necesitarán de una masilla específica de poliéster de relleno. Aplícala sobre el área dañada y extiéndela con una espátula. Aísla las zonas cercanas e intenta dar forma a la masilla también con tus propios dedos antes de ponerla. Su aplicación en áreas planas y no dañadas puede acabar generando protuberancias antiestéticas.

Terminada esta operación y una vez completamente seca (puede tardar de varios minutos a un par de horas, según el fabricante), se lija otra vez con un papel de grano 400 en seco. Esta lija de papel tan fino ayudará a conseguir una superficie suave, eliminando las áreas más elevadas de la masilla sobrante. Frota hacia delante y hacia atrás hasta que toda la superficie se vea –y se sienta– completamente uniforme.

4. Imprimación y pintura sobre la llanta

Toca dar una imprimación con spray a la llanta para que la pintura se fije adecuadamente y se vea más natural. Rocíalo con cuidado a una distancia de unos 15-20 centímetros del borde y con movimientos de barrido. Una sola capa de imprimación debería de ser suficiente. Deja secar la rueda de 30 minutos a una hora, ya que al igual que la masilla dependerá del fabricante. Nunca rocíes la pintura antes de que se haya secado del todo.

Llegamos ya casi al final, el momento de pintar. Es convenientes utilizar el color más cercano al original, puesto que siempre puede quedar algún detalle en los bordes que denoten el color con el que la llanta salió de fábrica. Pinta con spray o pistola, nunca con otra metodología. De forma similar que la imprimación, colócate a unos 25-30 centímetros (un pelín más lejos) y rocía la pintura con un movimiento de barrido. Después de que la primera capa se haya secado (de 30 a 60 minutos), aplica dos o tres capas más para conseguir un resultado más que decente.

Por último, aplica una laca en spray para sellar el trabajo de pintura. Esto evitará que la pintura en aerosol se raye o se desprenda de la superficie. La laca tarda un poco más en secarse, de unas ocho a 24 horas. Mientras tanto, puedes aprovechar para hacer una limpieza a todo lo que se ve tras la rueda (pinzas de freno, paso de rueda, amortiguador, etc.) con un paño mojado en disolvente y un cubo de agua. El esfuerzo merecerá pena.

Fuentes: Autopista, WikiHow

La entrada Reparar las llantas de tu coche: todo lo que debes saber aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Head-Up Display, todo sobre el elemento de moda en los coches

Si estás relacionado con el mundo del automóvil es probable que en alguna ocasión hayas escuchado hablar acerca del Head-Up Display (HUD). Se trata de un elemento que ha ido ganando popularidad en los últimos años en los coches, pero que se lleva utilizando décadas en el sector aeronáutico. Su primer objetivo es conseguir que la conducción sea más segura de una forma muy sencilla. Vamos a dar un completo repaso alrededor de este elemento.

¿Qué es el Head-Up Display?

El Head-Up Display es básicamente un sistema que se encarga de mostrar información en el parabrisas del vehículo. La idea es que el conductor tenga que apartar la vista lo menos posible de la carretera para ver detalles como la velocidad actual o la ruta del navegador. Como decíamos, esta idea se empieza a implementar en aviones a mediados del siglo pasado. Aunque para el salto a los coches hubo que esperar un poco más.

Su nombre atiende a toda lógica, pues significa literalmente “pantalla cabeza-arriba”, atendiendo a ese gesto de mantener la mirada en la carretera. Los primeros en utilizar un Head-Up Display en sus coches fueron General Motors en 1988. Esos primeros sistemas eran bastante rudimentarios y tenían poco que ver con los que tenemos ahora, tres décadas después. El primero a color apareció en el Corvette en 1998 y posteriormente se ha ido evolucionando su calidad.

Tipos de Head-Up Display

Aunque hay bastante disparidad en este elemento y cada fabricante utiliza su propio método. Al entrar en algunos coches y dar el contacto es posible que en algunos casos sorprenda ver cómo sale una pequeña superficie de cristal. Ese es uno de los tipos, el que se conoce como Head-Medium-Display (HMD), en el que la información se proyecta sobre dicha superficie transparente permitiendo ver la carretera también a través de ella.

Esa solución suele ser la opción más económica para montar este elementos y se suele encontrar en vehículos de gama media. Por encima está el Head-Up Display al uso, que es el que proyecta la información directamente en el parabrisas. Presenta una mayor resolución, se puede adaptar su posición y es más natural para el conductor. Su precio se encarece porque la luna ha tenido que recibir un tratamiento previo, así que se suele ver más en las marcas premium.

Los vehículos que no tienen este sistema entre su equipamiento de serie u opcional también pueden optar por un Head-Up Display portátil. Por un precio muy económico se puede adquirir este tipo de accesorio que se pone sobre el salpicadero y que hace la misma función que un HMD. En este caso se puede conectar al puerto OBD para tener la información del vehículo, aunque también hay otros más simples que se conectan con el smartphone.

Ventajas del Head-Up Display

Llegados a este punto se puede observar que las ventajas del Head-Up Display serán importantes. Al tener esa información en el parabrisas, el conductor no tendrá que estar bajando la cabeza para consultar la instrumentación. Circulando en autopista a 120 km/h cada segundo que no miremos a la carretera habremos recorrido 33 metros de distancia. Esa franja de tiempo y de espacio puede ser la que marque la diferencia y nos salve o involucre en un accidente.

Por eso mismo, con estos sistemas se suele reducir el tiempo de reacción del conductor ante imprevistos. Al mismo tiempo, se facilita su vida al tener disponible información de todo tipo, incluso las señales, si se va con el control de crucero o la visión nocturna en el caso de tenerla. Por otro lado, hay estudios que hablan de que hay algunos aspectos no tan positivos. El HUD también desvía la atención cada vez que hay un aviso y que tendría que haber una mayor diferenciación entre notificaciones.

Futuro del Head-Up Display

Todo apunta a que los Head-Up Display seguirán proliferando y que serán la tónica. A medio plazo cada vez más coches lo montarán y además se irán mejorando con una mayor calidad o un mayor número de funciones. Ya se ha estado investigando con la realidad aumentada en los HUD. Continental o Jaguar ya presentaron sus propuestas, que incluían cierta interacción con el entorno.

En los Head-Up Display será más que probable que se muestren aspectos como la distancia respecto al vehículo que nos precede o remarcar las líneas de la carretera (muy útil con climatología adversa). Incluso podríamos ver como una flecha se dibuja sobre la calzada para facilitar el guiado del GPS. En el caso de Jaguar, más enfocado a circuito, permitía también ver la trayectoria óptima o el fantasma de la anterior vuelta rápida.

La entrada Head-Up Display, todo sobre el elemento de moda en los coches aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información