Neumáticos baratos · Venta de neumáticos nuevos y de ocasión en Zaragoza · Todos los servicios para tu automóvil · Tfno. 617 591 427

Por qué es interesante hacer una revisión pre-ITV

Puede que alguna vez hayas escuchado el término revisión pre-ITV, pero, ¿qué significa? Simplificando mucho, una revisión pre-ITV es una supervisión que un establecimiento dedicado hace a nuestro coche antes de pasar la –tediosa por la gran mayoría de conductores– Inspección Técnica de Vehículos.

El objetivo principal de una revisión pre-ITV es comprobar que nuestro vehículo supere la inspección exigida por ley con garantías de éxito. Si alguna has salido del centro técnico con la confirmación de que no dispondrás de la pegatina correspondiente de ese año si no reparamos ciertos defectos, sabrás que la sensación no es nada agradable. Habrá que volver otra vez (en un máximo de dos meses), perder más tiempo y, sobre todo, gastar más dinero.

¿Qué es una revisión pre-ITV?

La Inspección Técnica de Vehículos es una cita obligada que no nos podemos perder. Tener un vehículo entre manos no es solo preocuparse de echarle combustible y repararlo cuando enferme. Como compleja máquina que es, está formado por numerosas piezas que sufren un acusado desgaste con el paso del tiempo. Un desgaste que afecta enormemente a nuestra seguridad y la de aquellos que nos rodean, así como al medio ambiente.

Al igual que en un examen resulta beneficioso conocer y saber responder con antelación a las preguntas que nos van a hacer, ¿qué mejor forma de asegurarse que nuestro coche cumple con las mínimas condiciones de seguridad que haciendo un test previo? Una revisión pre-ITV no es una trampa per se, más bien ayuda a tener la conciencia tranquila para que, cuando llegue el día de despertarse y acudir a nuestro centro de ITV más cercano, no vayamos con un nudo en la garganta.

¿Qué ocurre cuando un coche no supera la ITV?

Cuando el veredicto de la inspección es desfavorable, implica forzosamente llevar el coche al taller. Consecuentemente, tendremos que hacer un hueco en nuestra apretada agenda y ahondar más en nuestro bolsillo para cubrir el imprevisto. Y eso, en el mejor de los casos negativos. Porque, como todo en esta vida, las cosas siempre pueden complicarse y, si el asunto es feo, nos podrán acabar inmovilizando el coche ya que, simplemente, no será apto para circular por la carretera. ¿Quieres eso? No, ¿verdad?

Por eso existen las revisiones pre-ITV, donde una serie de mecánicos profesionales se encargan de analizar los aspectos claves en los que, normalmente, se centra la propia ITV. Si encuentran un fallo, mejor aquí que a la hora de la verdad, ¿no? Tanto los talleres como los concesionarios en los que compraste el coche suelen recomendar, al menos, una revisión anual (la del cambio de aceite y filtros va aparte). Si quieres saber qué aspectos son inspeccionados en una revisión pre-ITV, continúa leyendo.

¿En qué puntos se centra una revisión pre-ITV?

  • Documentación. Es imprescindible tener la documentación en regla para pasar la ITV. ¿Cuál es la documentación necesaria? La Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo, el Permiso de Circulación y comprobar que la póliza del seguro del coche continua en vigor. Si dispones del recibo bancario que lo acredite, mejor que mejor. También se verificará el número de bastidor del coche.
  • Neumáticos. Es el elemento clave en lo referente a la seguridad de un coche junto al sistema de frenos y, con razón, se miran con lupa en la ITV. La profundidad del dibujo debe ser superior a 1,6 mm, en todas las ruedas sin excepción, y deben poseer las medidas autorizadas de acuerdo con el modelo.
  • Sistema de frenos. Sin un sistema de frenos que haga eficaz y eficientemente su trabajo, ¿qué podemos esperar? Sencillo, muchas papeletas rifadas de sufrir un aparatoso accidente. En una revisión pre-ITV se verifica que discos y pastillas realicen su función adecuadamente, así como el equilibrado de los mismos. Si un lado o un eje frena más que otro, mal asunto.
  • Sistema de escape y evaluación de gases. Un escape picado o “libre” emite más ruido de lo permitido, algo que no es legal. Además, dependiendo de si el vehículo es diésel o gasolina, se ejecutarán unas pruebas u otras. Pero lo que sí que coincide en cualquiera de los casos es un análisis de las emisiones de monóxido de carbono que emiten para que cumplan los estándares establecidos.
  • Luces. En este aspecto, los inspectores de la ITV hacen un especial hincapié. Todas las luces del coche son revisadas, es decir, las de posición, las cortas, las de freno, la de marcha atrás, los intermitentes, las antinieblas e incluso las del portamatrículas posterior. Ninguna de ellas puede estar fundida y las cubiertas que las protegen han de estar en buen estado.
  • Dado que no todos los coches disponen luces antiniebla en el frente, si estas no funcionasen, tendríamos aquí la única posibilidad de pasar la inspección –y con falta grave–. Si falla cualquier otra, al carrer. Otro asunto que también se tiene en cuenta es la regulación de las luces, donde se verifica si es óptima mediante el uso de un regloscopio.
  • Estado de los elementos exteriores. Retrovisores, lunas, ventanillas, golpes sobre la carrocería y los bajos, el estado de las puertas (que abran y cierren correctamente) o la visibilidad de las placas de la matrícula son algunos de los elementos más tendenciosos a sufrir daño. Es normal que nuestro coche presente algún pequeño desperfecto, es una consecuencia de usarlo. Pero, si el daño es demasiado acusado en cualquiera de estos elementos, corremos el riesgo de no superar la inspección.
  • Niveles de los líquidos. Comprobar los niveles del líquido del aceite del motor, del anticongelante y del sistema de frenos es una de las premisas de los inspectores. En la ITV te echarán para atrás si las cantidades no son las adecuadas en cada uno de ellos, mientras que en la revisión pre-ITV se encargarán de rellenarlos si es necesario.
  • Suspensión. Al igual que harían en el examen oficial, en la revisión pre-ITV examinarán el correcto funcionamiento de los cojinetes y las rótulas de la suspensión, al igual que de los amortiguadores y el paralelo de los ejes. Con una suspensión en mal estado, ni la dirección, ni los neumáticos ni los frenos podrán cumplir con pulcritud su cometido.
  • Cinturones de seguridad. En caso una fuerte deceleración, el cinturón de seguridad se encargará de sujetar nuestro cuerpo y velar por nuestra integridad física. Deberán bloquearse al tirar de ellos de forma seca y rápida, y deberán sujetarse bien en sus respectivos puntos de anclaje.

¿Cuál es el precio de una revisión pre-ITV?

Ya escuece tener que pagar para pasar la inspección obligatoria como para pagar otra de forma voluntaria. Pero, a diferencia de la ITV donde el precio está relativamente estandarizado, una revisión pre-ITV tiene el precio fijado dependiendo del taller.

Y ojo, que en numerosos talleres cuentan con promociones en las que este trámite resulta gratis. Es el caso del servicio postventa de Santogal, que ofrece en sus instalaciones de Majadahonda y Las Rozas, hasta finales de año, una completa revisión de todos los elementos cuyo correcto funcionamiento verificarán en la ITV. Está vigente durante todo 2019, así que es el momento de aprovechar esta oferta si vives en la zona.

La entrada Por qué es interesante hacer una revisión pre-ITV aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

¿Qué es un vehículo mixto? ¿A qué velocidad debe circular?

Aunque una oveja churra y una merina se parezcan, no son iguales. De la misma forma, no es lo mismo conducir un Ford Fiesta, un Nissan X-Trail o una Citroën Berlingo. Se pueden conducir de forma similar, pero cada uno está encasillado en un segmento por sus propias características. En este caso vamos a tratar los denominados vehículos mixtos.

¿Qué es un vehículo mixto?

Posiblemente habrás oído hablar mucho de él, pero, ¿sabes lo que es realmente? Podríamos empezar diciendo que son vehículos centrados más en una labor profesional que en una función de turismo puro y duro. Pero eso no significa que no cumpla con este último propósito, pues un vehículo mixto puede servir tanto para transportar personas como mercancías. Y lo pueden hacer por separado o a la vez.

Si tu trabajo depende de un vehículo para poder transportar objetos de diversa índole, ya sean libros, equipos informáticos o grandes tablas de madera, necesitas algo práctico y espacioso. Pero también tienes familia y en los largos viajes necesitas meter todo el equipaje de los críos y, por supuesto, hacer del trayecto un paseo cómodo y relajado. Ahí es donde entran en juego las furgonetas.

Sin embargo, un vehículo mixto no es cualquier furgonet. Han de cumplir una serie de premisas para considerarse como tales. Según el código de tráfico, se define como un “automóvil especialmente dispuesto para el transporte, simultáneo o no, de mercancías y personas hasta un máximo de nueve incluido el conductor, y en el que se puede sustituir eventualmente la carga, parcial o totalmente, por personas mediante la adición de asientos”.

¿Cuáles son las características de un vehículo mixto?

Aunque la inmensa mayoría de vehículos comerciales pueden ser matriculados tanto como turismos o mixtos, existen algunas características específicas que diferencian a los primeros de los segundos. Si queremos un vehículo mixto se han de reunir las siguientes condiciones:

  • La carrocería tendrá que alcanzar una altura igual o superior a los 1.800 milímetros.
  • Será necesario ser autónomo o empresa, la actividad económica del vehículo deberá estar sujeto a una actividad económica de, al menos, un 50%.

Si estás pensando en hacerte con un vehículo mixto y quieres transformarlo para que sea catalogado como turismo (o viceversa), ten en cuenta sus ventajas en incovenientes.

¿Cuáles son las normas de circulación para un vehículo mixto?

Los vehículos mixtos tienen las mismas normas de circulación que el resto de turismos, aunque hay una serie de reglas particulares para ellos. Dado que la concepción de estos vehículos fue dada para el transporte profesional de personas y mercancías, los vehículos mixtos se ven afectados, principalmente, en la cuestión que atañe a la velocidad.

Con la entrada en vigor este año de los nuevos límites de tolerancia de los radares en nuestras carreteras, ahora sí que habrá distinción entre vehículos mixtos y turismos. Si eres de aquellos que se saltaba esta norma por la torera, podrás recibir en tu buzón ese tipo de notificaciones que llegan desde la Dirección General de Tráfico y te animan el día con una foto personalizada de tu vehículo.

¿Cuál es el límite de velocidad de un vehículo mixto?

De acuerdo con el Art. 48 del Código de Tráfico y Seguridad Vial, los vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables hasta 3.500 kg de MMA no pueden superar los 100 km/h en autopistas y autovías ni los 90 km/h en carreteras fuera de poblado con 1,5 m de arcén. En el resto de vías convencionales es de 80 km/h, y si transporta mercancías peligrosas o niños escolares, la velocidad máxima se reduce en 10 km/h.

Vehículos Vehículo mixto Turismo
Autopista/Autovía 100 km/h 120 km/h
Vía con 1,5 m de arcén 90 km/h 100 km/h
Resto de vías convencionales 80 km/h 90 km/h
Con mercancías peligrosas
o niños escolares
10 km/h menos del
límite establecido
Límite establecido

La entrada ¿Qué es un vehículo mixto? ¿A qué velocidad debe circular? aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Cuándo debe pasar la ITV tu coche

Cualquier titular de un vehículo que circule por España está obligado a pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Es un trámite que hay que hacer forzosamente, guste o no. La fecha y la periodicidad con la que se ha de visitar el centro de inspección dependerá también de varios factores, tales como el tipo de vehículo, la fecha de matriculación, su antigüedad o el uso al que esté destinado.

También existen otras variables que nos harán pasar por el centro técnico antes de lo convenido. Si el vehículo recibe alguna reforma de importancia es necesario obtener un certificado de validez de la ITV. Todos aquellos cambios que afectan a la identificación del vehículo, la unidad motriz, la transmisión, los ejes, la suspensión, la dirección, los frenos, la carrocería, los dispositivos de alumbrado y señalización o las uniones entre los vehículos tractores y los remolques o semirremolques, han de ser homologados y certificados.

Tener la ITV caducada es sinónimo de un problema. Un problema de 150 a 500 euros y la retirada del permiso de circulación si te cazan. ¿Lo único bueno? No tendrás que preocuparte del mantenimiento de tu vehículo hasta que la vuelvas a pasar, dado que no lo podrás usar. Para evitar llegar a esta situación, localiza cuál es el plazo de tu coche para pasar la ITV y grábatelo en la cabeza.

La frecuencia con la que hay que efectuar la pertinente visita al centro de inspección técnica viene reflejada en el Real Decreto 2042/1994, de 14 de Octubre, modificado en el Real Decreto 711/2006, donde se establece el tiempo que debe de transcurrir hasta que llegue la marcada fecha de la revisión. De cualquier forma, bajo estas líneas hacemos un breve resumen de cuándo te tocaría pasar la ITV según tu tipo de vehículo y su fecha de matriculación (aunque haya sido en el extranjero).

Ciclomotores

A los tres años de haberlo matriculado tendrás que darte un paseo hasta el centro de ITV. Una vez pasada la primera cita, habrá que acudir cada dos años.

Motocicletas, cuadriciclos y quads

La primera ITV llegará a los cuatro años de la fecha de matriculación. Una vez cumplida la primera cita, habrá que repetir el mismo trámite cada dos años.

Turismos

Cuando se cumplan cuatro años de la fecha de matriculación, habrá que hacer la primera visita. Tras este periodo, habrá que someterse a este trámite cada dos años y, una vez cumplidos los diez años, habrá que acudir cada año hasta el día de su jubilación permanente.

Vehículos de servicio de alquiler y de autoescuela (hasta nueve plazas)

Durante dos años no tienen que pasar por el centro de inspección. Entre los dos y cinco años habrá que pasarla de forma regular, cada año. Cuando hayan cumplido los cinco años, toca pasar revisión cada seis meses.

Vehículos ligeros (camiones y remolques de hasta 3.500 kg o derivados de turismo)

La primera revisión toca a los dos años, y así sucesivamente hasta cumplir seis. Entre los seis y 10 años habrá que acudir anualmente y, tras una década, cada seis meses.

Vehículos pesados (camiones y remolques de más de 3.500 kg)

Desde el momento en el que se adquiere hasta que cumplen 10 años, hay que ir todos los años. Por encima de esta fecha, es obligatorio acudir cada seis meses.

Ambulancias y vehículos de servicio público dedicados al transporte de personas

A los cinco años habrá que ir a verificar en la ITV que todo está en orden. La segunda y próximas inspecciones deberán de ser efectuadas cada seis meses.

Caravanas (de MMA superior a 750 kg e inferior a 3.500 kg)

Con menos de seis años no han de pasar la ITV. A partir de esta fecha, tendrán que hacerlo cada dos años.

Autoaravanas (MMA superior a 3.500 kg)

Tras cuatro años de haber sido matriculado, toca la primera revisión. Entre los cuatro y 10 años, cada dos y, con más de una década sus espaldas, todos los años.

Tractores agrícolas

Durante cuatro años están exentos de acudir a la ITV, pero, entre los cuatro y 16 años habrá que acudir cada dos años. Con más edad ya hay que ir cada año.

Resto de vehículos agrícolas

Son de los más favorecidos, ya que no hay que pasar la primera ITV hasta pasados ocho años. De ahí, hasta los 16, habrá que ir cada dos años y, cuando se haya superado esta cifra, anualmente.

Vehículos especiales destinados a obras y servicios

Al igual que los turismos, no tocará acudir al centro de inspección hasta pasados cuatro años desde su fecha de matriculación. Entre los cuatro y 10 años será necesario acudir cada dos años y, pasado el decenio, anualmente.

Vehículos mixtos (hasta 3.500 kg)

Habrá que acudir a la primera inspección a los dos años de haberlo matriculado. Entre los dos y seis años de antigüedad, se establece un periodo de dos años. De ahí hasta los 10 años habrá que someterlo a una revisión anual mientras que, una vez se supere la década, habrá que ir cada seis meses.

Vehículos especiales (obras y servicios que circulen a menos de 25 km/h)

Habrá que esperar cuatro años para pasar la primera ITV. Después, habrá que ir de forma bienal hasta los 10 años y, después, cada año.

Vehículos históricos

En el caso de los vehículos históricos dependerá de la comunidad autónoma en la que esté registrado el propietario del vehículo. No hay unos plazos definidos, pues la periodicidad dependerá del tipo de vehículo y su vejez.

Vehículos exentos de pasar de ITV

Si está en acto de servicio, no hay ningún vehículo que pueda librarse de pasar este trámite. En el caso de que tengas uno y no lo estés usando o no tengas pensado hacerlo en mucho tiempo, tendrás que darlo de baja temporal en la Jefatura de Tráfico.

Documentación requerida en la ITV

  • Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos. Es un documento de color verdoso que deberías de tener siempre junto con la documentación del coche. En los apartados “Fecha de inspección” y “Valedera hasta/por” se indica la última fecha de inspección y el día que deberías acudir a la próxima cita respectivamente.
  • Permiso de circulación. Otro documento de color verdoso con cuatro páginas donde aparecen los datos del vehículo y de su titular. En el apartado B del mismo se puede consultar la fecha en la que nuestro vehículo fue matriculado.
  • Acreditación del seguro obligatorio. Como bien sabrás, es imprescindible tener un seguro para circular por las vías públicas. Para demostrar que es así, tendrás que presentar un justificante de pago.
  • DNI. En algunas provincias es requerido en DNI del conductor del vehículo, no del titular.

La entrada Cuándo debe pasar la ITV tu coche aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Las apps imprescindibles para encontrar aparcamiento

Vivimos en una era digital en la que la tecnología lo invade todo y que tiene como objetivo ayudar en algunos aspectos de la vida. Pero lo cierto es que aparcar sigue siendo una ardua tarea que hace perder muchas horas al año, sobre todo a los usuarios que viven en grandes ciudades. De momento los coches no son autónomos (por suerte) y los usuarios tienen que estacionar por sí mismos, aunque desde hace tiempo cuentan con algunos valiosos aliados tecnológicos: las apps par encontrar aparcamiento.

Ya hay un buen número de aplicaciones que, una vez instaladas en el smartphone, hacen que aparcar sea un poco más fácil. Hay distintos tipos, cada una con sus peculiaridades, pero en general se valen de la localización para guiar al usuario hacia plazas de parking disponibles (pueden ser públicas o privadas y tanto gratuitas como de pago). Incluso permiten opciones como pagar los parquímetros desde el móvil sin tener que volver al coche. Vamos a repasar las mejores aplicaciones para ver lo que pueden ofrecer.

Aunque antes de empezar hay que tener claro que la app a elegir dependerá en gran medida de la ciudad dónde se resida. En las grandes urbes como Madrid o Barcelona se podrán utilizar varias aplicaciones de la lista, pero en lugares con menor población es probable que algunas no tengan cabida. Como consideraciones generales se puede destacar que es necesario dejar datos del vehículo (la matrícula) y bancarios del usuario (para pagar a través de la app).

e-park

Una de las aplicaciones para aparcar más populares es e-park. Si lo que se quiere es estacionar en zonas reguladas se convierte en una gran aliada debido a la gran cantidad de datos que ofrece. Además de ver dónde hay aparcamiento, agiliza la operación al no ser necesario acercarse al parquímetro hacer el pago ni al coche para poner el ticket. El pago se hace a través de la aplicación y los controladores tienen conexión con e-park.

También se puede ampliar el tiempo de estacionamiento de forma remota e incluso anular las denuncias desde la propia app. Algunas de las ciudades donde opera actualmente e-park son Madrid, Santander, Santiago de Compostela, A Coruña, Granada, Segovia, Marbella o Córdoba.

Telpark

Telpark también es de sobra conocida por muchos usuarios, de hecho es la que más presencia tiene a nivel nacional. Tiene un funcionamiento similar a la anterior en zonas de estacionamiento regulado. No es necesario el pago en el parquímetro ni el ticket y además permite la ampliación del tiempo de aparcamiento o anular las denuncias. Con la ventaja de tener todos los movimientos controlados y poder descargar los justificantes de pago.

También cuenta con una opción para finalizar antes el estacionamiento y pagar solamente por el tiempo que ha estado. Aunque la principal novedad de Telpark es que también incorpora aparcamientos privados. Al tener registrada la matrícula permitirá el acceso y el pago en algunos parkings que tienen acuerdo con la aplicación. Está presente en alrededor de 100 ciudades y municipios a nivel nacional.

Wesmartpark

En Wesmartpark se han centrado en el estacionamiento en parkings privados de Madrid y de Barcelona. Entre ambas ciudades tienen acuerdos con más de 100 aparcamientos, pero no tiene más presencia en el territorio nacional (también están en algunas de Sudamérica). Su funcionamiento tiene una diferencia principal con respecto al resto. Al registrarse, se envía al usuario una pegatina de acceso que será con la que se pueda entrar en los parkings.

La principal ventaja es que se paga menos que si se hiciera un uso convencional del aparcamiento (alrededor del 50 %). Se hace un cobro por minutos, aunque también hay posibilidades de abonos para larga estancia. Permite la reserva anticipada de la plaza de aparcamiento y el guiado por GPS hasta la misma. Los pagos también se hacen directamente a través de la aplicación.

Parquo

La de Parquo es una idea bastante revolucionaria y diferente a lo que proponen otras aplicaciones de aparcamiento. En este caso son los propios usuarios los que alquilan sus plazas de aparcamiento por horas cuando están fuera (o de vacaciones) para que otros se puedan beneficiar de ellas. Por lo tanto ambas partes salen ganando, el que presta la plaza porque gana dinero y el que la utiliza porque puede acceder a plazas que normalmente serían difíciles de encontrar a un precio asequible.

El que tiene una plaza disponible puede seleccionar el horario de disponibilidad y el precio que se quiere cobrar por su uso. El que busca plaza se pone en contacto con la otra parte para acceder a las condiciones, compartir los datos y conocerse en persona. Los precios suelen rondar los 1,10 euros la hora o los 9 euros el día, aunque solamente están en Madrid y en Valencia. Otra desventaja es que solo tienen app para Android.

ElParking

Otra aplicación que ha ido ganando enteros en el ámbito del estacionamiento es ElParking. En este caso se reúnen unos cuantos servicios interesantes que ya hemos ido viendo. Comienza por el uso en parquímetros, con el pago desde el móvil sin necesidad de ticket y posibilidad de ampliación y de terminar el estacionamiento antes (recuperando dinero). Tiene presencia en casi 100 ciudades y municipios en toda España.

Y además cuenta con alrededor de 600 parkings públicos y particulares repartidos en 150 ciudades. En esta modalidad el usuario puede acceder al aparcamiento mediante la reserva a través de la aplicación, con salidas y entradas ilimitadas durante el tiempo de reserva y cancelación gratuita. Los particulares también pueden anunciar su plaza de garaje al estilo de Parquo. ElParking también toca otros palos como el telepeaje o las gasolineras.

Easypark

Easypark es otra de las apps que han ido ganando popularidad por su facilidad de uso y sus diferentes funciones. Ofrece opciones tanto para aparcar en la calle como para estacionar en un parking. En el primero de los casos cuenta con las opciones típicas para poder hacer todas las gestiones desde el móvil sin la necesidad de acercarse al parquímetro. Y al mismo tiempo ofrece un buen número de aparcamientos privados con fácil acceso y pago con la app.

También destaca por un nuevo planificador de aparcamiento que ofrece una información muy completa y a tiempo real de la ciudad. Una ventaja principal de Easypark es que, además de estar bastante presente en España, cuenta con una destacada presencia a nivel europeo. Está presente en 14 países en nuestro continente y opera en más de 900 ciudades, convirtiéndose en una buena opción para los que también frecuentan el extranjero.

La entrada Las apps imprescindibles para encontrar aparcamiento aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información