Neumáticos baratos · Venta de neumáticos nuevos y de ocasión en Zaragoza · Todos los servicios para tu automóvil · Tfno. 617 591 427

9 formas de cuidar el aire acondicionado del coche

El aire acondicionado hace gastar más combustible al coche. Eso hace que muchos conductores eviten ponerlo hasta que no es totalmente imprescindible. De hecho, diversos estudios indican que casi la mitad de lso conductores (un 49%), no conectan el aire acondicionado hasta que la temperatura alcanza los 28 grados. Error.

No debería ser así. Cuando se superan los 22 grados en el habitáculo, al conductor le entre sueño con mayor facilidad. A 27 grados de temperatura, la velocidad de reacción del conductor es hasta un 22% más lenta que cuando circula a 22 grados. Además, los sustemas de aire acondicionado (siempre que se tengan limpios los filtros del aire) ayudan a reducir hasta el 88% de polen y otros alérnenos.

Si te sigue preocupando el consumo, echa un vistazo a nuestros consejos para ahorrar combustible usando el aire acondicionado. Son sencillos trucos, que no implican apenas esfuerzo por tu parte y con los que conseguirás un habitáculo fresco para no forzar el sistema. Además, teniendo a punto el sistema ayudas a que funcione mejor. Sigue estas pautas:

Temperatura idónea

Los expertos recomiendan que la temperatura ideal del habitáculo debe oscilar entre los 22 y 24 grados. Por un lado, para no llevar al extremo el sistema de climatización. Y por otro para evitar los resfriados veraniegos por el gran contraste entre el interior del coche y la que encuentras al bajarte de él.

Orientación de los aireadores

Si quieres ser eficiente a la hora de refrescar el habitáculo, debes orientar hacia arriba las rejillas dentrales. ¿Por qué? Pura física. El aire frío es más pesado que el caliente, como habrás visto en los globos estáticos. De este modo irá bajando por el habitáculo al tiempo que provoca el movimiento del aire. Por otro lado los aireadores laterales es mejor orientarlos hacia las ventanillas. De este modo, se crea una barrera con el calor que provoca su contacto directo con los rayos del sol.

Sí, de vez en cuando todos nos lo dirigimos a la cara, sobre todo en momentos de máximo calor. No deberíamos. Actuando de este modo quizá estemos enviando virus y bacterias directamente a las fosas nasales.

Filtros limpios

Un filtro sucio provoca que disminuya la cantidad del aire. Y ojo, también los filtros mal colocados. Es por ello que hay que prestar una especial atención durante su montaje, así como cuando el aire acondicionado da problemas, ya que es bastante sencillo solucionarlo… a no ser que su acceso sea complicado.

Además de respetar los intervalos que recomienda el fabricante a la hora de sustituir tanto el filtro del habitáculo como otros filtros del coche, conviene limpiar bien, con un aspirador si es posible, toda la suciedad y polvo de la zona donde se colocan.

Nivel de carga del aire acondicionado

¿Tu coche no enfría como antaño? No es causa del cambio climático, sino que posiblemente necesite una carga de gas del aire acondicionado. Si ves que le cuesta mucho rato enfriar el vehículo, lo mejor es acudir a un profesional.

Además de recargar el circuito con gas (normalmente del tipo R-134-A, del tipo HFC, un gas refrigerante que no daña la capa de ozono, pero verifícalo en el manual de tu coche), comprobará que el circuito no tiene fugas.

Fallos eléctrónicos

Al final, como tantos otros sistemas en un vehículo moderno, el sistema de climatización es eléctrico. Puede existir una mala conexión de unos cables (un amigo anuló sin querer el suyo al instalar un equipo de sonido, no es descabellado) o que falle un fusible. O que el sensor de temperatura se haya dañado y no envíe una lectura correcta.

Las variables son muchas, como en cualquier fallo eléctrico del coche. Son los típicos problemas que cuesta dar con ellos… así que lo mejor y más rápido en ocasiones es conectar la máquina de diagnosis, para localizarlos de manera más eficaz.

Recirculación del aire

Si vas a pasar mucho tiempo conduciendo, como por ejemplo durante un viaje largo en coche, es mejor aprovechar el aire ya enfriado del interior para hacerlo recircular. De este modo castigaremos menos al sistema, sobre todo al compresor.

Al contrario, cuando el interior del coche está muy caliente, resulta mucho más eficaz introducir aire del exterior para bajar más rápido la temperatura. Por cierto… ¿recuerdas este truco para bajar rápidamente la temperatura del coche?

Radiador limpio

El radiador es parte vital del sistema de refrigeración del vehículo, encargado de evitar recalentamientos en la mecánica para que siga funcionando a máximo rendimiento incluso cuando la temperatura exterior es muy alta.

Va ubicado en la parte delantera del vehículo, tras la parilla, para intercambiar el calor con el ambiente. Cuanto más limpio esté, mejor realizará su función. La zona donde se encuentra facilita que se ensucie…  ya que es fácil que se cuelen pequeños objetos (plásticos, hojas…) que no dejen correr el aire compo debiera.

Apagarlo a tiempo

Apaga el aire acondicionado antes de parar el motor y así evitarás forzar al compresor. Tampoco te obsesiones con esto. Los sistemas de climatización de los vehículos tienen un diseño bastante robustos y probados, se han pensado para que duren muchos años. Lo que sin duda ayuda es que realices correctamente el mantenimiento del coche, con lo que evitarás, por ejemplo, que la correa de elementos auxiliares esté en mal estado o floja. Eso sí que causaría que el compresor perdiese potencia de manera notable.

Y… conéctalo en invierno

Además del gas que enfría, por el circuito hay tambien aceite, que sirve para lubricar el compresor, el propio circuito y sus retenes. Conectando el aire acondicionado en invierno ayudas a mover el aceite por las tuberías y evitar que los retenes se resequen. Habrás comprobado que el aire acondicionado es una ayuda inestimable a la hora de desempañar los cristales, pues elimina la humedad del ambiente mucho más rápidamente que simplemento empleando la ventilación convencional.

La entrada 9 formas de cuidar el aire acondicionado del coche aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Cinco trucos para ahorrar combustible usando el aire acondicionado

Se aproxima el verano y ya estamos teniendo los primeros días con un calor agobiente, con los termómetros marcando temperaturas superiores a los 30 grados. Además de proteger a tu coche del sol y vigilar los problemas con el aire acondicionado, también hay trucos para que el aire acondicionado enfríe de manera adecuada sin que ello suponga un mayor gasto de combustible, así como para alargar su vida útil y que pueda empezar a dar fallos en el momento más inadecuado y acabar con el habitáculo convertido en un horno.

Y es que el aire acondicionado afecta al consumo del vehículo. Mientras está encendido, un compresor aspira el gas refrigerante y lo pasa a un condensador, donde se vuelve a estado líquido en un radiador… hasta la válvula de expansión, donde pasa de nuevo a gas y se enfría. Tras enfriar el aire, pasa gracias a un ventilador por las rejillas de los aireadores del salpicadero… y vuelta a empezar.

Todo este proceso de retirar el calor el aire mediante procesos mecánicos (aspirar aire del exterior o poniendo a recircular el del habitáculo) gasta energía, que procede del motor del coche, que debe hacer más esfuerzo: además de para mover el vehículo, el motor debe hacer funcionar el compresor. Este esfuerzo extra se traduce en un incremento del consumo entre un 5 y un 20% (unas décimas en el consumo, aunque varía en función del tipo de coche).

Y sí, se pierden prestaciones, pero solamente lo notarás en coches con motores pequeños y exigiéndole mucho al aire acondicionado. También es cierto que algunos vehículos modernos optan por desconectar el climatizador si se pisa el pedal a fondo, para no comprometer la seguridad al demandar la máxima potencia.

Antes de entrar

Es obvio que cuanto más intentemos bajar la temperatura del habitáculo, costará más energía (combustible en este caso), alcanzarla. Por eso, emplear trucos para enfriar rápido un coche pueden ahorrar algo de combustibe.

Al arrancar

¿Llegas al coche y descubres que está como un horno? Para ayudar al aire acondicionado a trabajar lo ideal es que durante los primeros minutos circulando procedas a abrir un poco la ventanilla.

Sí, al mismo tiempo que enciendes el climatizador. Como el aire caliente pesa menos que el frío, tiende a ir hacia arriba. De ese modo ayudas a que se vaya y sea sustituido por el frío más rápidamente. Pasado un rato, puedes proceder a cerrarlas.

Ventanillas

En nuestros consejos para gastar menos combustible ya te contamos que bajar las ventanillas del coche empeora la aerodinámica. Eso hará que el coche gaste más… pero esa pérdida aerodinámica no es demasiado grande si la velocidad es baja. Según varios estudios, el momento crítico es a 80-90 km/h (a partir de ahí, el aire que entra “frena” el coche. De ahí que en trayectos urbanos a menor velocidad gastas menos combustible con las ventanillas bajadas que empleando a fondo el aire acondicionado para enfriar el coche.

A veces, cuando el calor es mucho, bajar las ventanillas no es suficiente para garantizar una temperatura confortable… pero abrirlas renovará el aire caliente del coche, bajando unos grados al habitáculo y haciendo trabajar menos al compresor… gastando menos combustible.

¿Lo has usado en invierno?

Como cualquier componente del coche, que entre en funcionamiento con regularidad es una garantía de que funcione cuando hace falta. Así que no dudes en emplearlo para acciones como desempañar los cristales en invierno. Además de ganar en seguridad (es mucho más rápido ganar visibilidad), te aseguras que que no se estropee por falta de uso.

No forzarlo

Para evitar que el aire acondicionado se estropee también es vital evitar que trabaje al máximo de potencia. En este sentido, recuerda los dos primeros puntos para bajar la temperatura del habitáculo antes de iniciar el camino… y una vez en marcha, sé racional con su uso. Tampoco hay que congelarse. La temperatura ideal en el interior del coche debe estar en torno a los 22 grados. Todo lo que sea bajar de esa temperatura es un gasto de combustible innecesario.

La entrada Cinco trucos para ahorrar combustible usando el aire acondicionado aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Cómo evitar peajes con las aplicaciones para el móvil

En esta época en la que abundan los viajes y desplazamientos de largo recorrido siempre suele haber un enemigo común para muchos conductores. Los peajes suponen un gasto extra importante y por ello hay muchos usuarios que prefieren recorrer más kilómetros o tardar más en su trayecto evitando estas carreteras. Suele haber rutas alternativas y para conocerlas a día de hoy no hay mejores aliadas que las aplicaciones para el móvil.

Algunas de las más populares, las que están instaladas en la mayoría de smartphones, cuentan con esa opción para evitar las carreteras de peaje. Vamos a ver cómo se hace, aunque siempre hay que realizar esta acción antes de emprender la ruta con el vehículo parado. También tenemos que recordar aquellos consejos para utilizar el móvil en el coche de forma segura en el coche y evitar las distracciones, que están presentes en la mayoría de accidentes.

Google Maps

Google Maps es la aplicación de navegación por excelencia, la que suele estar en la mayoría de smartphones. Ha ido introduciendo algunas funciones interesantes como la posibilidad de usarla sin conexión o la introducción de límites de velocidad y radares. Además, desde siempre ha permitido la opción de evitar los peajes en unos sencillos pasos. Se despliega el menú principal (arriba a la izquierda) y vamos a Ajustes. En esa pantalla habrá que seleccionar Navegación y en las Opciones de ruta seleccionamos el botón de evitar peajes, como se muestra en la imagen anterior.

Mapas Apple

Para aquellos usuarios que tengan iPhone, la aplicación Mapas de Apple también será otra de las opciones principales (va instalada por defecto). En este caso también se pueden evitar los peajes, pero los cambios se realizan desde fuera de la aplicación. En Ajustes del iPhone hay que buscar la aplicación Mapas e ir a Conducción y navegación. Dentro de ese menú es donde se encuentra el botón para evitar las carreteras de pago.

Waze

Waze es otra de las que han ido ganando popularidad en los últimos años. Ahora es propiedad de Google y eso también se ha traducido en un beneficio para sus usuarios, que tienen cada vez más opciones disponibles. Para seleccionar la opción de quitar los peajes en esta aplicación hay que ir al menú principal y darle al logo del engranaje que representa los Ajustes. En ese punto se selecciona Navegación y en Preferencias se selecciona evitar vías con peaje.

La entrada Cómo evitar peajes con las aplicaciones para el móvil aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

¿Por qué tu coche pierde potencia con el calor?

El calor del verano no le sienta muy bien a tu coche. Cuando la temperatura exterior supera los 35ºC, tu motor pierde unos cinco caballos de potencia (hasta 15 CV en algunos motores con turbo) y, además, aumenta el consumo de combustible en una media de un litro cada 100 km.

También aparecen otros inconvenientes en frenos (se fatigan antes por el recalentamiento),  los neumáticos (su duración se reduce en un 15%), la pintura de la carrocería que pierde perder brillo y el interior, que tiende a decolorarse y deformarse. Todo esto es inevitable, pero sí puedes conseguir que el calor afecte lo menos posible a tu coche:

Aire de admisión del motor muy caliente

Todos los motores, sean diésel o gasolina, necesitan introducir aire en los cilindros para poder quemar el combustible. Cuando la temperatura es elevada, el aire contiene una menor proporción de oxígeno y la mezcla no se queme con tanta facilidad, de manera que el rendimiento del motor decae. Esto se aprecia sobre todo en los motores turbo o con compresor de aire (pierden hasta 15 CV) ya que, como estos motores necesitan más aire para funcionar, la falta de oxígeno les afecta más.

No puedes hacer nada para evitarlo, pero notarás una mayor pérdida de rendimiento si llevas el filtro del aire del motor sucio o las bujías con demasiados kilómetros, dos operaciones de mantenimiento baratas.

Sistema de refrigeración sobrecargado

El sistema de refrigeración se encarga de que el motor no supere la temperatura habitual a la que funciona (entre 85 y 95 grados). En verano, sobre todo cuando circulas a menos de 40 km/h, el electroventilador tiene que actuar más a menudo y baja el rendimiento al motor (en torno a 2 CV). Por suerte, el aumento de consumo es inapreciable.

No puede evitarse, pero si cambias el líquido refrigerante cada cuatro años y vigilas su nivel una vez al mes ayudarás a tu coche.

Aire acondicionado

El aire acondicionado de los vehículos usa un compresor accionado por el motor. Por tanto, cada vez que se pone en marcha, le resta unos cuatro caballos de media de rendimiento.

Podrías dejar de utilizar el aire acondicionado para evitarlo, pero la pérdida de potencia generada por tenerlo funcionando es tan pequeña que resulta inapreciable. El aumento de consumo (que existe) tampoco es exagerado.

Fuente: Autofácil

La entrada ¿Por qué tu coche pierde potencia con el calor? aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información