Neumáticos baratos · Venta de neumáticos nuevos y de ocasión en Zaragoza · Todos los servicios para tu automóvil · Tfno. 617 591 427

Consejos para comprar SUV

leer más →

Marcha atrás: cómo utilizarla y cuándo conlleva multa

La marcha atrás es una acción que probablemente utilicemos a diario en el coche. La famosa ‘R’ en la palanca de cambios sirve para que el vehículo se mueva en la dirección contraria de la circulación, como su propio nombre indica. A pesar de estar muy extendido su uso, el Reglamento de Circulación prohibe como norma general el circular hacia atrás. Por lo tanto se tendrá que limitar esta práctica a ciertas maniobras que sí que están permitidas o podremos ser sancionados con una multa.

Cómo utilizar la marcha atrás

Según el artículo 31 de la ley de Tráfico y Seguridad Vial, la marcha atrás está permitida cuando “no sea posible marchar hacia adelante ni cambiar de dirección o sentido de marcha y como maniobra complementaria de otras”. Un ejemplo muy claro sería el de la entrada en un callejón sin salida en el que no se puede salir de otra forma. Cuando se refiere a “maniobra complementaria de otras” también se especifica cuáles para que no haya ningún tipo de duda.

Se puede utilizar la marcha atrás para complementar una parada (de dos minutos cómo máximo, como especifica la ley), de un estacionamiento (la que empleamos más habitualmente) y también para incorporarse a la circulación desde el propio estacionamiento. Es legal en las maniobras anteriores con la condición de que nunca se recorran más de 15 metros y que tampoco se llegue a invadir un cruce de vías.

Para el uso de la marcha atrás, la DGT tiene la regla RSM. Como se trata de un movimiento antinatural (el vehículo está preparado para ir hacia delante y el conductor está orientado en esa posición), hay que hacerla con mucha precaución. Retrovisor, Señalización y Maniobra; eso es lo que significan las siglas de la DGT, que hacen referencia al orden con el que hay que empezar esta acción. Siempre sin prisa y comprobando todo el entorno.

Como el asiento está dirigido a la parte delantera, el conductor cuenta con la ayuda de los retrovisores (tanto los laterales como el interior), que servirán para observar que la maniobra se puede hacer con seguridad y sin afectar a la circulación de otros vehículos. Una vez se ha comprobado, es igual de importante señalizar la maniobra con el intermitente para alertar a los conductores y peatones, para que conozcan las intenciones.

Con la marcha atrás ya seleccionada y habiendo hecho lo anterior se puede proceder a ir en la dirección contraria de la marcha (sin rebasar esos 15 metros que dice la ley). Otros consejos adicionales que se podrían añadir a lo anterior es no ir marcha atrás con el embrague pisado a fondo o en punto muerto (dejar caer el coche), pues costará más frenarlo y la reacción será más lenta. También en algunas ocasiones o con mala visibilidad puede ayudar que otra persona de indicaciones desde el exterior del vehículo.

Multas por ir marcha atrás

La marcha atrás está prohibida siempre en autopistas y en autovías, sean cuales sean las circunstancias. Eso significa que su uso está catalogado como una infracción grave y se pena con una multa bastante ejemplar. Por ejemplo, si nos pasamos un desvío en una de estas carreteras y tratamos de dar marcha atrás para llegar a su entrada, nos llevaremos una multa de 200 euros y 4 puntos de penalización en el carnet.

Hay una excepción con la marcha atrás en autopistas y autovías, pues los vehículos prioritarios en servicios de emergencia (policía, Guardia Civil, bomberos, ambulancias y Protección Civil) pueden utilizarla de forma excepcional. Solo lo harán cuando sea estrictamente necesario para llegar antes a su destino y siempre que no se comprometa la seguridad del resto de usuarios de la vía.

Fuente: DGT

La entrada Marcha atrás: cómo utilizarla y cuándo conlleva multa aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

Qué hacer en el caso de perder las llaves del coche

En los bolsillos del pantalón (o en el bolso) siempre hay tres objetos de vital importancia a los que hay que prestar atención: la cartera, el móvil y las llaves del coche. Todo el mundo ha perdido uno (o varios) de ellos en alguna ocasión, sufriendo el correspondiente contratiempo de perder archivos y datos personales en el caso del smartphone o de tener que pedir duplicados de toda la documentación en el caso de la cartera. Y el caso de perder las llaves puede también llegar a ser un quebradero de cabeza.

En los coches de hace años, las llaves eran mucho más simples y hacer un duplicado no costaba mucho más que hacerlo de las llaves de casa. Sin embargo, en los tiempos que corren prácticamente todas cuentan con un mando que integra la llave física y un chip electrónico o trasponedor para abrir y cerrar el coche sin tener que tocar el bombín. Por no hablar ya de otras más avanzadas como la BMW Display Key que parece un móvil con su pantalla y la necesidad de ser cargada.

Esta situación nos lleva a que hacer un duplicado de las llaves puede superar los 100 euros fácilmente (dependiendo del tipo de vehículo y de la marca). Ya hemos hecho un repaso a otras situaciones como dejarse las llaves dentro del propio coche y ahora vamos a hablar de las distintas posibilidades que hay al perderlas directamente.

Tienes copia de las llaves

Al comprar un coche se suelen dar dos juegos de llaves, teniendo una de repuesto precisamente para estas ocasiones. Lo más recomendable es dejarlo en el domicilio para poder disponer de él en cualquier momento. En el caso de irse de vacaciones también es recomendable llevarse las llaves de repuesto para no tener que volver prematuramente si extravía el juego principal. De esta forma, si se pierden las llaves bastará ir a por su copia y proceder a abrir el coche.

Si no hay opción de llegar al coche por tus propios medios (nadie te puede llevar o está muy lejos), hay algunas compañías de seguros que se encargan de ello. Es recomendable si en la póliza hay alguna cláusula que lo cubra, pues se da la opción de la asistencia en carretera y llevar el coche al punto deseado o la de que busquen el segundo juego y te lo hagan llegar. En todo caso, si te quedas con solo un juego de llaves tras esta pérdida hay que proceder a hacer un duplicado para no quedarse sin nada si hay una nueva pérdida.

No tienes copia de las llaves

Precisamente es la otra situación que se puede dar. Se pierden las llaves y no hay unas de repuesto, bien porque se habían extraviado anteriormente, bien porque es un coche de segunda mano y el anterior propietario no te las dio. De este modo, habría que descartar directamente la solución fácil y rápida que explicamos anteriormente. Y ahora cobra más importancia la póliza de seguros que se tenga contratada, pues marcará la diferencia.

En algunos casos, la asistencia en carretera se encargará de trasladar el vehículo a un sitio seguro hasta que consigas unas llaves nuevas. En otros, directamente se encargará la aseguradora de conseguirlas e incluso podrían dejarte un coche de sustitución durante ese periodo. Si el seguro no cubre nada, lo que hay que hacer es llamar directamente al fabricante del vehículo para que puedan hacer una copia de las llaves extraviadas.

La marca te pedirá algunos datos personales y del vehículo para cerciorarse de que eres el propietario. Además del DNI habrá que disponer del número de bastidor y del código de la llave, así que en este punto es clave haberse hecho con fotocopias de toda la documentación del vehículo previamente (recuerda que el vehículo está cerrado y no tienes llaves). Sin dicho código se puede seguir haciendo el duplicado, pero tardará más tiempo y será más costoso.

Ahora ya hay muchos fabricantes que permiten abrir el vehículo con el smartphone del usuario logrando una especie de llave digital gracias a una aplicación. Esto también podría solucionar el problema de la pérdida de las llaves físicas, pero siempre habría que asegurarse de tener alguna copia por si lo que se pierde es el teléfono móvil. También hay casos más extremos, como una usuaria que se implantó la llave de su Tesla bajo la piel. En este caso hay algunas implicaciones de otro tipo, pero seguro que nunca más perderá las llaves del coche.

La entrada Qué hacer en el caso de perder las llaves del coche aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →

¿Cómo afecta a nuestro coche pasar por un túnel de lavado? ¿Es mejor limpiarlo con pistola?

El túnel de lavado automático parece ser una alternativa fantástica a la hora de limpiar nuestro coche. Ahorra tiempo y molestias. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que usarlos puede hacer más daño que bien. Pueden desteñir y arañar la carrocería, e incluso se ha demostrado que pueden afectar seriamente a los sensores del coche.

¿Cómo daña el túnel de lavado la carrocería del coche?

Pasar el coche por el túnel de lavado es similar a pintar el coche con un chorro de arena mojado. El problema no está realmente en las cerdas de los rodillos per se, así que no importa si el establecimiento las emplea o si en su lugar utiliza gigantes y flexibles esponjas espumosas. ¿Por qué? Pongamos un ejemplo: un todoterreno viene del campo cubierto de barro y su dueño decide quitarle la mugre en uno de los susodichos túneles de lavado.

El lodo y la arena están compuestos, principalmente, de pequeños trozos de roca, incluido el granito, que es extremadamente duro y abrasivo. Esa arenilla tiende a adherirse al aparato de limpieza del túnel que, después de un tiempo, puede ser similar a un papel de lija. La elevada velocidad de giro de los rodillos junto con la alta presión del agua se encarga de frotar la carrocería del próximo vehículo que acceda al túnel. Consecuentemente, aparecen los arañazos.

Puedes pasar noches y días puliendo el coche a mano, y arruinarlo en un solo viaje al túnel de lavado

Los túneles de lavado automáticos han ido sustituyendo progresivamente los cepillos abrasivos por tela, pero sigue absorbiendo suciedad que imprime sobre otros vehículos. En los coches con más años a sus espaldas, no se solía aplicar una película protectora a lo largo de la carrocería, a diferencia de lo que ya es un estándar en la industria automotriz. Esta delgada capa transparente no solo protege la pintura de arañazos superficiales, también aporta más brillo.

Cuando está capa empieza a desgastarse, es el momento en el que la pintura comienza a verse más opaca y pueden aparecer con más facilidad los arañazos. Entonces, los rodillos de un túnel de lavado, restregando toda su suciedad en la carrocería de coche, causarán miles de microarañazos, también llamados de araña o de remolino por razones bastante lógicas. Con el tiempo, este daño se acumula, empeorando exponencialmente el aspecto de nuestro coche.

La reparación de estas marcas se realiza a través de un proceso de corrección de pintura, es decir, puliéndolo. Este proceso reduce el grosor de la capa de pintura para nivelarla con los rasguños que se ven en la superficie. Es un método que se puede aplicar varias veces durante la vida útil de un vehículo, dado que, normalmente, suele haber bastante margen entre la última capa de pintura y la chapa. Eso sí, en un taller especializado puede costar más de 1.000 euros.

¿Es mejor el lavado con pistola a presión?

El lavado mediante pistola a presión tiene la ventaja de que no hay contacto físico. Tan solo usa un chorro de agua a presión mezclado con detergentes que son lanzados al coche. Con este método, la posibilidad de que preocuparse por daños cosméticos es menor. Sí, es más lento que pasar por el túnel de lavado e incluso más caro. Y en vez un secador industrial tendrás que usar un trapo si quieres conseguir un buen resultado, pero merece la pena.

Si la presión del agua de la pistola es muy alta, también puede dañar la pintura del coche. Al no haber contacto con la superficie de la carrocería, se hace necesario más presión, ergo la pintura del coche también se resiente. Nunca utilices una pistola de lavado a presión pegada a la carrocería. Además, muchas de estas máquinas utilizan componentes aún más abrasivos en sus jabones que los túneles de lavado con el fin de eliminar cualquier resto de suciedad adherida.

¿Puedes reclamar?

Si consideras que te continúa mereciendo la pena acudir al túnel de lavado, has de saber que en la mayoría de ellos se indica antes de entrar que “la empresa no se hace responsable de ningún daño que pueda ocurrir”. Si tienes el infortunio de salir con el coche dañado, es tu deber contactar con el gerente del lavadero e indicárselo. Ya sea legalmente responsable o no, puede ofrecer soluciones con el fin de mantener las buenas relaciones entre los clientes.

Sin embargo, quien sí es responsable de responder ante una incidencia es la empresa propietaria del túnel, tal y como recoge el Artículo 147 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Lo aconsejable es dar parte a tu seguro del incidente efectuar una reclamación amistosa al propietario del túnel de lavado. Así que sí, tienes todo el derecho del mundo a reclamar y ellos a responder.

Mantener tu coche limpio y que el acabado se vea bien también puede significar un mayor valor de reventa cuando sea el momento de reemplazarlo. En igualdad de condiciones, un vehículo con la pintura desteñida, y un aspecto deslucido en general, se vende por entre un 10 y un 20 % menos que otro idéntico que se ha mantenido bien.

Fuente: Top Speed

La entrada ¿Cómo afecta a nuestro coche pasar por un túnel de lavado? ¿Es mejor limpiarlo con pistola? aparece primero en Noticias.coches.com.



Consejos – Noticias.coches.com
leer más →
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información